8 de octubre de 2014 11:10

Emelec sufre por la falta de gol

La falta de delanteros de oficio, hizo que Quinteros, cambie a un sistema ofensivo de tres atacantes rápidos

La falta de delanteros de oficio, hizo que Quinteros, cambie a un sistema ofensivo de tres atacantes rápidos. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

Tras la partida del argentino Dennis Stracqualursi, en junio, Emelec carece de un delantero eficaz, dentro del área. La producción goleadora azul decayó en los últimos cuatro partidos, que jugó por campeonato nacional.

Desde la goleada 5-0 sobre El Nacional, en la cuarta fecha del torneo, los eléctricos no volvieron a mostrar contundencia.
En estos cuatro juegos, los dirigidos por Gustavo Quinteros solo han anotado cuatro goles, tres ante Mushuc Runa y uno ante Liga de Quito. Ninguno de esos tantos los convirtió un centro delantero.

‘Tracagol’ marcó en cinco ocasiones durante su permanencia en el conjunto millonario. Su contrato no fue renovado y en su reemplazo llegó su compatriota, Emanuel Herrera. El jugador ha tenido tres lesiones desde su arribo y solo ha marcado dos goles.

La lesión de Luis Miguel Escalada es otra de las complicaciones para el ataque azul. Él sufre una molestia muscular en su muslo izquierdo.

La falta de delanteros de oficio, hizo que Quinteros, cambie a un sistema ofensivo de tres atacantes rápidos, sin una referencia de área.

Quinteros prefiere no reconocer esta falencia en su equipo, refirió que no le preocupa la falta de goles. Él cree que esta etapa se debe a la ansiedad que muestran varios de sus atacantes cuando están frente al arco.

El DT argentino sustenta su criterio, en el volumen de juego de sus dirigidos, que le permite tener muchas aproximaciones al arco rival. “Me preocuparía si el equino no atacara, pero atacamos mucho”.

A pesar de eso, Quinteros hace que su plantilla practique la definición. La mañana del martes, durante el entrenamiento en el complejo de los Samanes, los atacantes eléctricos permanecieron cerca de media hora realizando ejercicios de definición.

Herrera, Miller Bolaños, Marcos Mondaini y Ángel Mena, remataban a la portería de Esteban Dreer. El más efectivo era Bolaños. Este jugador es el máximo anotador del club, con nueve goles.

Solo en el juego ante Liga de Quito, el domingo pasado, la ofensiva eléctrica se perdió tres oportunidades claras de gol. Al final, esa ineficacia le costó los tres puntos, debido al sorpresivo gol de Jonathan Ramis.

Fernando Giménez, volante eléctrico, cree que “los goles van a llegar”. El ‘vikingo’ explicó que la plantilla se enfoca en obtener resultados positivos; cuando esto no se da, la ansiedad se convierte en el “peso anímico” que le impide a sus compañeros concretar las acciones de gol.

Esta deficiencia se traslada a la Copa Sudamericana. El miércoles, los azules se medirán al Goiás de Brasil, en el juego de vuelta, con un solo gol de ventaja. En la ida, los guayaquileños pudieron imponerse por un marcador más abultado, pero Mena, Mondaini y Bolaños fallaron tres oportunidades de gol cada uno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)