16 de agosto de 2014 00:00

Octavio Zambrano es un trotamundos de los banquillos

Octavio Zambrano, entrenador ecuatoriano. Foto: Archivo

Octavio Zambrano, entrenador ecuatoriano. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 10
Contento 0
Álex Puruncajas  (D)
Quito

Octavio Zambrano y Jorge Yunda, presidente de El Nacional, se conocieron en un set de televisión, hace un mes. El directivo aprovechó la oportunidad y le dijo al técnico que, en algún momento, le gustaría contratarlo como director de las formativas.

Zambrano era entonces comentarista de un programa por el Mundial de Brasil, pero tras la conversación con Yunda volvió a pensar en algo que jamás había cumplido pese a sus 24 años de experiencia: dirigir en la Primera de Ecuador.

El guayaquileño dejó el país en 1979, hace 35 años. Se marchó para estudiar ciencias políticas y preparación física en la Universidad Chapman de California.

El entonces mediocampista del Valdez no quería abandonar del todo el fútbol y, en California, alternó los estudios con el balompié en esa Universidad.

Pero a los tres años dejó los libros y se dedicó a jugar y, posteriormente, a la dirección técnica. El balón le llevó a conocer a Rildo Menezes, Lothar Mattheus, Leo Beenhakker, Alex Ferguson… y a aprender del fútbol en países como Estados Unidos, España, Dinamarca, Alemania, Ucrania, Moldavia o Colombia.

En Alemania conoció a su esposa rusa Ekaterina, de quien se enamoró en el 2006, y con quien tiene un hijo Lionel (de tres años).

Así, el guayaquileño, de 56 años, se convirtió en un ‘trotamundos’ del fútbol, pero sentía que le faltaba dirigir en Ecuador.

Ese propósito empezó a cristalizarse hace una semana cuando fue oficializado como DT del ‘Nacho’. “(Zambrano) Tenía el perfil que queríamos: ecuatoriano y con una gran preparación afuera”, reveló Yunda a, la vez, que revela que el contrato se ajustó al presupuesto. No menciona cifras, pero detalla que se acordó un contrato hasta diciembre del 2015.

“El retorno a mi país estaba en mi destino personal y profesional”, afirmó el DT en el Complejo de Tumbaco, el jueves, cuando asumió oficialmente el puesto.

Ese día, empezó a aplicar sus reglas. Llegó al lugar a las 07:30 y dialogó con los jugadores. “No me gusta la falta de compromiso. El jugador debe dar todo. Si se conforma con poco no se queda conmigo”, advirtió el DT que colecciona obras de arte.

Un día antes, Zambrano vio el juego del ‘Nacho’ ante el Manta. “En el entretiempo, el profe entró al camerino y nos pidió que tuviéramos mentalidad ganador”, contó el zaguero Geovanny Caicedo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)