22 de October de 2014 18:26

Miler Bolaños, el rebelde de Emelec, que está cerca de consolidarse

Miler Bolaños logró un Hat-trick' ante la Universidad Católica. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Miler Bolaños logró un 'Hat-trick' ante la Universidad Católica. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 13
Contento 0
Redacción Deportes
Quito

Miler Bolaños es la gran figura en Emelec. En la tarde del miércoles 22 de octubre le marcó tres goles a Universidad Católica y se convirtió en el segundo mejor goleador del torneo ecuatoriano junto a Junior Sornoza de Independiente, con 13 tantos, uno menos que Armando Wila, el máximo romperredes del certamen.

El futbolista completa una de sus mejores temporadas en el torneo ecuatoriano. El cuadro eléctrico es su tercer equipo en el país tras sus pasos por Barcelona y Liga de Quito. En los dos anteriores equipos alternó excelentes actuaciones con rendimientos mediocres.

En el ‘Ballet’ empieza a asentarse como figura emergente. Sin embargo, su gambeta, su capacidad para llegar al gol y su velocidad lo convierten en un jugador desequilibrante del certamen.

Su formador en el balompié fue Pedro ‘Papi’ Perlaza, con quien se inició en la Federación Deportiva de Sucumbíos. ‘Papi’ mantiene vivos los recuerdos de los jugadores que se formaron bajo su tutela.

En la lista aparecen Fidel Martínez, Antonio Valencia y Énner Valencia. Pero además de los tres, hay otros dos futbolistas que el entrenador que aún sigue dirigiendo futbolistas en la Federación Deportiva de Sucumbío en Lago Agrio, recuerda con especial cariño: Miller Bolaños y su hermano Álex.

Miler y Álex eran las caras de una misma moneda: Miler representaba desde el inicio el juego inteligente, la imaginación y creatividad para hacer gambetas. Álex en cambio, era el juego vehemente, el ímpetu y por momentos la mala intención para frenar al rival.

El resto de la historia es conocida: los dos hermanos fueron ubicados en Barcelona por gestión de Perlaza y de su hermano Flavio, DT de las juveniles del cuadro torero. Luego de una suspensión por dopaje, Miler recaló en Liga de Quito en donde se convirtió en el mimado del técnico Edgardo Bauza. El ‘Patón’ no escatimaba en elogios para el jugador. “Es más bueno que Jefferson Montero”, repetía continuamente el entrenador, que decía que si Miler se enfoca únicamente en jugar “tiene destino de fútbol europeo”.

En Liga permaneció hasta la temporada 2012. Sus problemas disciplinarios, la intermitencia en su juego motivaron al cuadro azucena a cederlo al Chivas USA de la Mayor League Soccer, del cual regresó el año pasado para incorporarse al Emelec.

En el cuadro eléctrico, Gustavo Quinteros fue llevándolo de a poco en este año en el ‘Ballet', hasta las últimas fechas en las que se ha consolidado como titular. En el partido del miércoles 21 en Quito, ante la Universidad Católica, el jugador esmeraldeño dio 22 pases correctos y solo seis incorrectos, con lo cual acumuló un 79% de efectividad, según datos de la Ecuafútbol.

Emelec remató ocho veces al arco. Tres de esos remates fueron de Miler y los tres terminaron en las redes. 10 de sus 13 goles han sido productos de jugadas hilvanadas y solo tres fueron de penal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)