15 de septiembre de 2014 12:48

Ismael Blanco es el ‘zorro’ de Barcelona

Ismael Blanco anotó el gol con que Barcelona SC venció a su clásico rival Emelec 1-0 en el Monumental. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Ismael Blanco anotó el gol con que Barcelona SC venció a su clásico rival Emelec 1-0 en el Monumental. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 0
Redacción Deportes
Quito 

Ismael Blanco causa furor en Barcelona. Lleva cuatro goles en cuatro partidos y, con su anotación, los toreros ganaron el ‘Clásico del Astillero’ ante Emelec. Pese a esos tantos, el argentino todavía no se anima a celebrar con una máscara que lo volvió ídolo en Grecia.

¿De qué se trata? Blanco, de 31 años, pasó por el AEK de Atenas entre el 2007 y el 2011. Ahí dejó su marca goleadora con 66 conquistas en 156 partidos. Pero sobre todo fue reconocido por la afición porque, en algunos festejos, se puso la ‘máscara del Zorro’.

Ismael Blanco con la máscara en el festejo de un gol con el AEK de Grecia. Foto: The Sun

Ismael Blanco con la máscara en el festejo de un gol con el AEK de Grecia. Foto: Tomada del diario The Sun

La idea de la peculiar celebración surgió por sugerencia de un colega del equipo europeo. “Un compañero, no sé por qué, me dijo que festejara los goles como ‘El Zorro’. Y en un partido no le avisé a nadie y llevé una máscara. Hice un gol, festejé así y ahí nació todo”, le contó Blanco al periódico Olé de Argentina.

El atacante dejó ese festejo porque recibía amonestaciones. Por ello, después no se volvió a poner el antifaz en su paso por el San Luis de México, el Legia de Polonia o el Lanús de Argentina. Estos fueron sus equipos antes de incorporarse al ‘Ídolo del Astillero’.

Eso sí, siempre recuerda con afecto al AEK. Ahí jugó con Rivaldo, ex crack de la selección brasileña y del Barcelona español. De él destacó –entonces- su calidad técnica y su apertura para siempre acceder a firmar autógrafos o a posar para fotos.

Blanco siempre se identificó con el gol. Fue artillero en la localidad Camba Cuá de Santa Elena, Argentina. También marcó conquistas en Colón, donde debutó en la Primera División.

Ahora, con los ‘amarillos’, también quiere dejar su marca. “Para un delantero es bueno marcar en un clásico. Vamos paso a paso. Ya mañana pensaremos en Libertad", dijo el atacante tras la victoria de Barcelona (1-0) sobre Emelec.

Blanco se adueñó de la titularidad tras una lesión de Federico Nieto. Su propósito es quedarse en el puesto y convertirse en el nuevo ídolo torero. ¿Y el festejo de la máscara? Nadie sabe si se pondrá el antifaz, pero quien quita que, algún día, se anime.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)