8 de agosto de 2016 02:10

Con juego brusco y arbitraje polémico finalizó el cotejo en Casa Blanca

Los jugadores de El Nacional y Liga de Quito reaccionaron después de una falta cometida sobre Brahian Aleman (en el piso). Foto: API

Los jugadores de El Nacional y Liga de Quito reaccionaron después de una falta cometida sobre Brahian Aleman (en el piso). Foto: API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 5
Indiferente 9
Sorprendido 1
Contento 16
David Paredes

Liga de Quito y El Nacional terminaron en un empate 2-2 que terminó caliente. Con agresiones y un arbitraje de José Luis Espinel que fue criticado por los albos y criollos.

Hubo errores de todo tipo en la Casa Blanca. Espinel ni se enteró que el zaguero de El Nacional, Luis Segovia tenía que ser expulsado en el segundo tiempo. El cuarto árbitro tuvo que correr hacia el área defendida por Adrián Bone para avisarle que el juvenil de 18 años ya tenía amarilla.

Al final del cotejo el juego se puso brusco. Espinel dejó que los jugadores se golpearan. Una falta de Michael Estrada sobre el mediocampista uruguayo Brahian Alemán casi complica a Espinel.

El charrúa cayó al suelo y al levantarse sacó sus codos para agredir. Esta acción hizo que todos los suplentes de El Nacional reaccionaran.

Christian Lara fue uno de los que más reclamó. Increpó a Alemán cuando estuvo en el piso y terminó el partido reclamando al juez central.

En esa última jugada polémica Espinel no mostró ni una tarjeta. Los reclamos también llegaron desde la banca de Liga. Álex Aguinaga reclamó porque Bone demoró a la hora de reanudar el juego desde el saque de meta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (19)