24 de abril de 2015 12:22

Sebastián Abreu: ‘Ya probé la comida ecuatoriana’

Sebastián Abreu, jugador del Acuas

Sebastián Abreu, jugador del Acuas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 18
Mauricio Bayas

Llegó en marzo al Aucas y, pese a que ha querido evitarlo, el cartel de ‘salvador’ del equipo lo ha acompañado en cada jornada del Campeonato Nacional. En las gradas de ‘La Caldera’, la gente se desespera cuando el balón no le llega: “pásale al Abreu, pásale al Abreu”, se repite con frecuencia.

Contratado inicialmente hasta junio, aún es una incógnita si el uruguayo seguirá en el equipo. “Hay que hablar con el señor Gordón”, dice. ÚLTIMAS NOTICIAS logró conversar en exclusiva con él, durante un acto en Adidas, la firma que lo representa.

Retiraba un arsenal de implementos y de ropa. Excéntrico como él solo, le gusta personalizar los zapatos con las iniciales L13 y los colores de la bandera de su país.

No sabía nada de Aucas cuando le pidieron venir. ¿Qué le impactó?

Cuando vi el video del partido de ascenso con el estadio Atahualpa repleto entendí el amor de esa hinchada fiel que tiene el equipo. Es llamativo que a pesar de los malos resultados que tenemos actualmente la gente va al estadio y apoya. Eso no se ve en todas partes del mundo. El hincha es cariñoso.

En su debut falló un penal, que todos daban por contado que lo metía. ¿Qué pasó?

(Sonríe) Lo importante fue que en ese partido ganamos. La gente festejó mucho y con el resultado ventajosamente todos se olvidaron del penal que fallé. Ver a niños de toda edad festejar un triunfo en la Serie A, después de ocho años, fue una alegría inmensa.

¿Qué siente cuando el hincha insulta por los malos resultados?

Es una hinchada que ha sufrido mucho. El equipo reacciona los últimos 15 minutos. ¿Cómo entiendes que hemos hecho dos goles en los últimos cuatro partidos? El problema es que nos hacen goles y reaccionamos tarde. El problema aquí no es de Juan Ramón Silva. Todo pasa por nosotros los jugadores.

¿No le están llegando muchos centros?

Al contrario. El equipo me ha levantado muchos. Pero no siempre uno encuentra los espacios suficientes. En el partido frente a Mushuc Runa levantan los centros y tres jugadores me marcan a mí. Pese a ello, logramos hacer los goles y empatamos.

Siempre se le ve hablándole a Ángel Ledesma en los juegos. ¿Qué le dice?

Siempre habló con él. Con Juan Carlos (Villacrés), con Jairo (Padilla) para que aprovechen los espacios que se abren cuando me muevo en el área. Trato de que aprendan a moverse cuando llega el balón y también cuando está lejos.

¿Qué dice en el camerino cuando pierden?

No soy de hablar. Si ya perdimos o empatamos no voy a cambiar nada porque hable o diga algo. Ya está. Lo que pasó, pasó.
Tres meses es muy poco tiempo para mover a toda la familia a un país nuevo. Abreu vive solo en la capital, en el centro-norte. Sin embargo, su esposa Paola y sus hijos Valentina, Diego y los gemelos Facundo y Franco vinieron hace pocos días al país. La familia Abreu Firenze disfrutó de los paisajes quiteños, los cambios climáticos y por supuesto de la comida.

Vino su familia y pudieron conocer la ciudad y probar la comida típica. ¿Qué le gustó?

Ya probé la comida ecuatoriana, he ido a algunos restaurantes. Me sorprendió que aquí preparan mucho la banana. Todo lo que comí, me gustó. Probé un cebiche de mariscos, un poquito picante, pero estuvo bueno. Voy a ir a otro sitio de comida típica.
Su contrato termina en junio.

¿Qué posibilidades existen de que se quede hasta el final de año en el ídolo quiteño?

Hemos conversado con Ramiro Gordón, (administrador de Aucas) pero depende de muchas cosas. Tengo que presentarme al Nacional de Uruguay. Pero ya veremos qué pasa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)