17 de septiembre de 2014 13:27

Deportivo Quito evitó declararse en quiebra y salió de 'terapia intensiva'

Los jugadores del Deportivo Quito consiguieron una victoria ante el Olmedo  de Riobamba. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los jugadores del Deportivo Quito consiguieron una victoria ante el Olmedo de Riobamba. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 25
Contento 0
Redacción Deportes
Quito

Deportivo Quito sigue con vida en el fútbol ecuatoriano. El equipo azulgrana mantiene su plan de moratoria con sus acreedores con lo cual evitó declararse en ‘quiebra técnica’.

Los dirigentes azulgranas tenían plazo hasta hoy, 17 de septiembre, para conseguir que todos los acreedores aceptaran su propuesta de moratoria para evitar la desaparición de la ‘AKD’.

Ante esto, Santiago Ribadeneira, presidente del club azulgrana, contó a este Diario que las gestiones dieron resultado con la mayoría de las demandas entabladas en Ecuador.

“No hay la quiebra por ahora. La moratoria está vigente. No ha habido nadie que la rompa y hemos controlado a quien podría romperla”.

Para solucionar las demandas entabladas ante la FIFA, el Quito contrató un estudio jurídico que tiene capacidad de acción en España.

Eso sí, Ribadeneira añadió que esto no implica que Deportivo Quito desaparezca en el futuro. “El enfermo salió de terapia intensiva y está en terapia. No hay señales de una amenaza que un acreedor rompa la moratoria”.

Además, según Ribadeneira, el Quito llegó a un acuerdo con el Municipio de Quito para que el terreno del Complejo de Carcelén sea utilizado para generar recursos económicos. Con esto, los actuales dirigentes continuarán con su plan de convertir al lugar en un bien inmobiliario para hallar recursos económicos para solventar el pago de las deudas. Sin embargo, el Municipio no ha confirmado esta información. 

El terreno fue entregado al Quito anteriormente en calidad de ‘comodato’. Es decir, no podía ser explotado con fines de lucro. “El Quito ha cumplido con todo lo que estipulaba la escritura y puede hacer un plan de desarrollo que -manteniendo el fin de la práctica deportiva- le permita generar ingresos en el futuro.

El bien se mantiene con hipoteca en el Municipio y eso evita que los acreedores le ataquen porque tiene gravamen. Eso es una forma de inmovilizar al bien ante la amenaza de los acreedores”, detalló el dirigente.

El Quito identificó una deuda de USD 20,2 millones, pero según el análisis de los dirigentes hay demandas que no son legítimas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)