28 de octubre de 2014 09:18

Rogerio Ceni, el portero goleador, colecciona su cuarto récord mundial

Rogerio Ceni, arquero brasileño. Foto: AFP

Rogerio Ceni, arquero brasileño. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
EFE
Río de Janeiro

El portero brasileño Rogerio Ceni, una leyenda todavía en activo a los 41 años, rompió su cuarto récord mundial, el de mayor número de victorias con un mismo equipo, y está a punto de colgar las botas en una de sus mejores campañas como goleador.

Las 590 victorias con la camiseta del Sao Paulo le hicieron rebasar al galés Ryan Giggs, quien cerró su carrera con 589 triunfos con la camiseta del Manchester United.

El hito de Ceni se materializó en la goleada por 3-0 al Goiás, la noche del lunes, en la trigésima jornada de liga, cuando falta tan solo un par de meses para el adiós definitivo del eterno portero del Sao Paulo.

Después del partido, Ceni atribuyó su récord a la "continuidad" de su trabajo y su fidelidad al club en el que ha jugado veinte años seguidos.

"Lo difícil, de verdad, es mantenerse por tanto tiempo en la misma casa y con deseo de victoria", dijo el capitán del Sao Paulo, que en la recta final de la liga puede cosechar dos títulos más.

El Sao Paulo es el segundo de la liga y está a cinco puntos del líder Cruzeiro, que en las últimas cinco jornadas sólo ha ganado un partido, y el próximo jueves jugará contra el Emelec ecuatoriano los cuartos de final de la Copa Sudamericana, torneo en el que es el favorito absoluto.

Además de Ceni, el Sao Paulo cuenta con un plantel de estrellas de la talla de Kaká, Luis Fabiano, Alexandre Pato y el internacional uruguayo Álvaro Pereira.

El récord logrado el lunes se suma a otros tres. Ceni es el jugador que ha jugado más tiempo por un mismo equipo, 1.174 partidos con el Sao Paulo, de los que 1.134 han sido reconocidos por el libro Guiness, y también es el capitán con más partidos por el mismo equipo, 916, según el libro.

Pero el mayor récord de este guardameta, por el que ya tiene su nombre labrado en el panteón del fútbol mundial, es su inigualable registro de goles anotados, 123 en total, 60 de ellos de falta y los otros 63, de penalti.

Muy lejos quedaron los registros de otros míticos arqueros artilleros, como el paraguayo José Luis Chilavert, autor de 62 goles, el colombiano René Higuita, quien marcó 52 tantos, o el mexicano Jorge Campos, que colgó las botas con 40 dianas.

Esta temporada Ceni ya ha logrado diez goles, con lo que se ha convertido en su tercer mejor año, aunque han sido nueve penaltis y sólo un tiro libre, precisamente el último de su cuenta, logrado hace dos semanas contra el Bahía.

En la liga brasileña Ceni tendrá otros ocho partidos para extender sus registros y en la Sudamericana, de dos a seis encuentros, si llegara hasta la final.

Su mejor año, en 2005, Ceni fue autor de nada menos que 21 goles, un registro que es difícil para la mayoría de los jugadores de campo.

Con sus 123 goles, el arquero ya es el undécimo mayor goleador de la historia del Sao Paulo y está a cinco tantos de igualar a un delantero idolatrado por los aficionados como Raí.

Además de su puntería, trabajada con incontables horas de lanzamientos de tiros libres fuera de las horas de entrenamiento, Ceni también fue considerado como uno de los mejores porteros del mundo en sus mejores años.

Su destreza bajo palos le ha valido seis premios al mejor portero de la Liga brasileña y hasta una nominación al Balón de Oro en 2007, año en el que acabó la liga con un impresionante marca de 19 goles encajados en 38 partidos.

Para compensar, en esa liga él fue autor de siete goles que contribuyeron a que el Sao Paulo ganase con mucha holgura el título de campeón.

Desde que es titular, el Sao Paulo ha ganado una Libertadores y un Mundial de clubes (2005), una Copa Sudamericana (2012), tres Ligas brasileñas (2006-08), tres campeonatos paulistas y otros torneos menores.

En la selección casi siempre estuvo a la sombra de Taffarel, Marcos o Dida y sólo jugó como titular una competición, la Copa Confederaciones de 1997.

Como suplente, formó parte del grupo que ganó el Mundial de Corea del Sur y Japón de 2002.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)