16 de diciembre de 2014 15:07

Blanco, el goleador que amargó a los eléctricos, quiere seguir en BSC

Ismael Blanco del Barcelona celebra su gol ante Mushuc Runa, el 10 de diciembre de 2014. Foto: EL COMERCIO

Ismael Blanco del Barcelona. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Pablo Campos

El DT Rubén Israel llegó al país a mediados de año para reemplazar a Carlos Ischia. Uno de sus primeros análisis tras examinar a la plantilla con la que contaba fue que había que reforzar el ataque.

Tras la marcha de Federico Laurito y las lesiones continuas de Federico Nieto, el equipo necesitaba un nueve, un ariete especialista en moverse dentro del área. Entonces, decidió contactar a un viejo conocido: el argentino Ismael Blanco, que venía del Lanús de Argentina.

Al ‘Zorro’ no le costó tiempo adaptarse a la ciudad y empezar a golear. Hoy lleva 11 goles y en apenas seis meses en el equipo se ha convertido en una pieza fundamental del equipo finalista del torneo.

Sin haber jugado la primera etapa del torneo, Blanco se quedó a nueve goles de Armando Wila, el máximo 'romperredes' de este certamen.

Además, hay dos hechos fundamentales que marcaron la presencia del goleador en esta etapa: los dos goles que le marcó a Emelec y que sirvieron para conseguir dos triunfos claves: ( el 14 de septiembre en el estadio Monumental Barcelona ganó 1-0 con un tanto suyo y el 19 de noviembre, el equipo amarillo se impuso al ‘Ballet’ por el mismo marcador en el Capwell)
“Un delantero está para meter goles, para aprovechar los espacios y las oportunidades que genera el equipo”, razona Blanco, cuyo contrato con el cuadro torero termina a finales de este mes.

Pero además de hacer goles, el ‘Zorro’ se dio tiempo para enfundarse el buzo de arquero y defender a su equipo. Sucedió el 1 de noviembre en el accidentado partido entre Independiente y los toreros en Sangolquí, cuando el árbitro Vinicio Espinel sacó de la cancha a Máximo Banguera y Damián Lanza, los dos guardametas amarillos.

Blanco, que fue golero en su época de adolescente, se ganó el cariño de la hinchada por su compromiso por el equipo.

Por su buen desempeño, la dirigencia del cuadro torero, apura las negociaciones para ficharlo por los próximos dos años. “A mí me encantaría quedarme en el equipo”, dijo el delantero la semana pasada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)