22 de diciembre de 2015 20:17

Barcelona SC y los seleccionados de Ecuador jugaron un partido benéfico en Esmeraldas

El partido entre los amigos de Frickson Erazo y la Seleccion se promueve desde hace cinco años. Fotos: Marcl Bonilla / EL COMERCIO

El partido entre los amigos de Frickson Erazo y la Seleccion se promueve desde hace cinco años. Fotos: Marcl Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 4
Marcel Bonilla
Esmeraldas

Unos 12 000 aficionados que llegaron al estadio Folke Anderson de la ciudad de Esmeraldas disfrutaron del encuentro deportivo entre integrantes de la Selección de Ecuador y jugadores del Barcelona de la ciudad de Guayaquil, este martes 22 de diciembre de 2015, desde las 16:00.

El partido entre los amigos de Frickson Erazo, zaguero del seleccionado ecuatoriano, quien promueve estos encuentros desde hace cinco años, permitió recaudar dinero para los niños más pobres de la ciudad de Esmeraldas.

El encuentro terminó 3-2 a favor de los amigos de Frickson Erazo. Los goles lo hicieron por el lado de la Selección de Ecuador Daniel Angulo y Juan Cazares; y por Barcelona SC convirtieron Armando Gruezo y Erick Castillo.

En la cancha se observó a jugadores como Pedro Quiñónez, Arturo Mina, Michael Quiñónez, Máximo Banguera, Flavio Caicedo, Danny Cabezas, entre otros, que fueron ovacionado por los hinchas que llegaron de todos el país.

Las barras del Barcelona SC se ubicaron en los graderíos norte del estadio y apoyaron los 90 minutos de juego a su equipo. No pararon de cantar.

Los esmeraldeños, que muchos de ellos, dejaron su trabajo para observar a los seleccionados, gritaron cada gol y las jugadas de Michel Quiñónez y Juan Cazares. Así como las atrapadas de Máximo Banguera y Danny Cabezas.

En los alrededores del estadio, los comerciantes de banderas, camisetas y distintivos del Barcelona Sporting Club y la Selección del Ecuador aprovecharon el momento. También lo hicieron cientos de esmeraldeños que desde hace más de 15 años no observan fútbol profesional en su estadio.

Al término del encuentro, Frickson Erazo, agradeció el apoyo de sus compañeros y del público que acudió al llamado para ‘Meterle un gol a la pobreza’, slogan con el que trabajó para recaudar dinero y donar regalos a los niños de Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)