15 de septiembre de 2015 16:51

El Atlético de Madrid y Griezmann resolvieron el partido ante Galatasaray en 25 minutos en la Champions League

Antoine Griezmann, jugador del Atlético de Madrid, celebra un gol ante el Galatasaray durante el partido del Grupo C de la UEFA Champions League en Estambul, Turquía. EFE

Antoine Griezmann, jugador del Atlético de Madrid, celebra un gol ante el Galatasaray durante el partido del Grupo C de la UEFA Champions League en Estambul, Turquía. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El Atlético de Madrid y el francés Antoine Griezmann, con dos goles, sólo necesitaron 25 minutos para empezar con victoria la actual edición de la UEFA Champions League en un ejercicio práctico de superioridad y pegada ante el Galatasaray, doblegado por el buen inicio colectivo rojiblanco.

Sólo hubo dudas en el conjunto madrileño, por lo que podría suponer el 1-2, en el comienzo del segunda tiempo, el único momento en que el Atlético perdió el control de un choque escrito y decidido con la puesta en escena, con los dos goles del internacional francés y con un triunfo que vale ya el liderato del grupo C, compartido con el Benfica.

Hubo rotaciones en el once. La primera semana del curso con tres partidos provocó cuatro variantes en la alineación titular: la vuelta del colombiano Jackson Martínez al equipo inicial, el estreno como titular del argentino Luciano Vietto y los primeros minutos de la temporada para Saúl íguez y el brasileño Guilherme Siqueira.

Los focos en dos de ellos, Jackson y Vietto, la pareja ofensiva elegida por el técnico, con Griezmann en una banda, para el Ali Sami Yen, que ni se llenó ni acomplejó en ningún caso al Atlético, al que le perteneció el encuentro desde el principio, el momento en el que, bajo su control, definió el duelo. En el minuto 18 ya ganaba 0-1.

No había pisado mucho el área hasta ese momento el equipo rojiblanco, apenas unos cuantos centros desde las bandas, desde el mismo sitio desde que el que construyó el 0-1, en una apertura de Vietto por la derecha sobre Juanfran, que regaló un centro por raso al sitio justo, a la entrada de Griezmann, que definió perfecto.

Su remate sin oposición dentro del área grande con el interior del pie izquierdo, de primeras, en una combinación de fuerza y colocación en el disparo, fue tan incontestable como lo había sido la jugada del Atlético o como lo fue el uruguayo Diego Godín por alto seis minutos después para entregar el 0-2 de nuevo a Griezmann.

El internacional francés remachó casi bajo la línea un gol con pinta de definitivo. Aún había más de una hora por delante, mucho tiempo para tanto control del Atlético, hasta ese momento sólido, afinado, compacto y con una pegada brutal y después, desde el final del primer tiempo, más exigido por el paso adelante de su oponente.

Hasta entonces, entre el convincente rendimiento de todo el colectivo rojiblanco, bien atrás, en el medio y arriba, no hubo concesiones a su rival, superado en cada sector del terreno de juego, dominado al milímetro por el bloque madrileño y sin opciones de nada más que observar el paso de los minutos sin oportunidades.

Griezmann y Vietto se buscaban insistentemente en una conexión prometedora para el futuro, Jackson se movía en el ataque con más voluntad que ocasiones, Saúl y Tiago manejaban el medio campo, Juanfran abría de nuevo más vías por la banda derecha, Godín y Giménez siempre llegaban antes que los delanteros contrarios y Oblak miraba con tranquilidad el partido salvo en momentos contados.

Sólo dos paradas, a Sneijder y Yilmaz, le exigió el conjunto turco en todo el encuentro, de indudable superioridad técnica, física y táctica del Atlético hasta que creció el empeño ofensivo del Galatasaray con los cambios, en el tramo final del primer tiempo y sobro todo en el comienzo de la segunda parte.

Fue entonces cuando más y mejor presionó el Galatasaray, al que le faltaron siempre unos centímetros en cada remate a portería, y cuando más riesgos sintió el Atlético, aunque dispuso del 0-3 en una contra iniciada por Vietto y culminada por Jackson Martínez, después reemplazados a la hora de juego por Fernando Torres y Gabi.

Superado unos cuantos momentos de inquietud, todo regresó al mismo lugar del minuto 25, a una nueva ocasión de Griezmann, al control, la superioridad y el dominio del Atlético, que comienza la fase de grupos con tres puntos y al frente de su grupo junto al Benfica, al que recibe en la próxima jornada en el Vicente Calderón.

Ficha técnica:
0 - Galatasaray: Muslera; Sabri Sarioglu (Yasin Öztekin, 46'), Semih Kaya, Denayer, Carole; Hakan Balta; Podolski (Sinan Gumus, 72'), Selcuk Inan, Emre olak (Umut Bulut, 32'), Sneijder; y Burak Yilmaz.

2 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Siqueira; Koke, Tiago, Saúl (óliver Torres, 80'), Griezmann; Vietto (Gabi, 62') y Jackson Martínez (Fernando Torres, 60').

Goles: 0-1 (18' Griezmann remate con la zurda un pase de Juanfran); 0-2 (25' Griezmann remate de cabeza tras habilitación de Godín).

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a los locales Burak Yilmaz (64') y Yasin Oztekin (73') y al visitante Gabi (64').

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada del grupo C de la UEFA Champions League, disputado en el Complejo Deportivo Ali Sami Yen de Estambul ante unos 40 000 espectadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)