13 de abril de 2015 17:20

'Lio' Messi confiesa que el nacimiento de su hijo le cambió el carácter 

El jugador argentino del FC Barcelona Leo Messi, durante el entrenamiento del equipo

El jugador argentino del FC Barcelona Leo Messi, durante el entrenamiento del FC Barcelona. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Santiago Ponce

El futbolista argentino Lionel Messi aseguró que antes de que naciera su hijo Thiago se enfadaba tanto por las derrotas que podía estar varios días sin hablar con nadie.

"Antes, si perdía o hacía algo mal, no hablaba con nadie durante tres o cuatro días, hasta que se me pasaba la locura. Ahora, llego a casa después de un partido, veo a mi hijo y se me pasa todo", explicó el delantero del FC Barcelona una entrevista publicada hoy, 13 de abril, por la revista "Barça", editada por el club.

El astro argentino confesó que el nacimiento de su hijo en noviembre de 2012 le cambió la vida y el carácter. "Primero es él y luego, lo demás. Me ha cambiado también la manera de ver un partido2, señaló. "Ser padre me ha ayudado a crecer y a pensar que en la vida hay otras cosas además del fútbol", agregó.

Messi aseguró además que ahora se siente "feliz" y admitió que fue "irregular" el año pasado por motivos físicos y anímicos. "Me siento feliz. La verdad es que comencé la temporada de otra manera después de lo que me pasó el año pasado. Viví un año complicado por lo que pasaba fuera del campo, mis lesiones y mi rendimiento, pero este lo empecé de otra forma y ahora me siento bien", dijo el argentino.

Para Messi, su rendimiento el pasado curso fue "irregular" porque estuvo "mucho tiempo fuera de los terrenos de juego". "Cuando volví nunca terminé de encontrarme bien. He intentado olvidarme de lo vivido ese año para recuperar mi mejor versión y ahora me encuentro muy bien", confesó.

Messi comentó que actualmente se valoran más los triunfos que en épocas pasadas. "Hemos vivido un año en el que no hemos ganado nada y ahora, cuando llegan éxitos, los disfrutamos más porque sabemos que son muy difíciles de conseguir", destacó. El argentino disfruta especialmente cuando consigue "hat-trick" y explicó: "Tengo guardados los balones en una vitrina con los trofeos, pero tengo pensado hacer algo especial, más bonito con todos ellos".

Cuando consigue uno, Messi busca la rúbrica de sus compañeros en el balón. "Les hago firmar la pelota porque es un reconocimiento para todo el equipo. Sin ellos no habría conseguido todo lo que he logrado en el aspecto individual, y más en un 'hat-trick', en el que dependo mucho de ellos", manifestó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)