5 de diciembre de 2014 16:53

Riquelme, hijo díscolo de Boca, es el héroe del descendido Argentinos Jrs.

El jugador Juan Roman Riquelme (d) de Boca Juniors, celebra la victoriade ayer ante Zamora. EFE

Imagen de archivo de Juan Román Riquelme ex jugador de Boca Juniors. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Buenos Aires

Juan Román Riquelme, que se marchó marginado de Boca para regresar al club de barrio donde se inició, está a un paso de ser el héroe de Argentinos Juniors y devolverlo a primera división aunque su corazón 'xeneize' palpite en la Bombonera.

El regreso del 'Bicho' a la máxima categoría parecía una tarea titánica, incluso para un mago del balón como Román, pero está a un paso de concretarse el domingo cuando le bastará un empate ante el humilde Douglas Haig.

El modesto club del barrio porteño de La Paternal ha sido cuna de grandes futbolistas como Diego Maradona, Fernando Redondo y Esteban Cambiasso, además de Riquelme.

El posible ascenso será la revancha del talentoso armador de 36 años idolatrado por la hinchada de Boca que se desgañitó en vano gritando por su permanencia en el club cuando las diferencias con la dirigencia acorralaron al jugador hasta dejarlo en la puerta de salida.

"Yo extraño a la gente de Boca. Al hincha. Se extraña entrar a la Bombonera. Después, lo demás no", dijo Riquelme días atrás al dejar en claro que las heridas siguen abiertas.

Se había ido en julio último disconforme con las condiciones para renovar su contrato impuestas por el presidente auriazul Daniel Angelici en el telón final de sus desaveniencias con la dirigencia que nunca disimuló que no lo querían dentro del club.

Dos semanas después firmó por 18 meses con el modesto Argentinos Juniors, que acababa de perder la categoría, y lo hizo por la mitad del dinero que pretendía en Boca.

"Yo no sé de qué club será Angelici, no soy amigo de él, yo soy de Boca", dijo recientemente sobre el dirigente al que todos los hinchas culpan por su salida, la cuarta en una larga zaga de desencuentros.

Su llegada a Argentinos suscitó gran expectativa y sus primeros partidos en la segunda división merecieron la atención de todos, pero el 'Bicho' conducido por Claudio Borghi, que lo sacó campeón en 2010, dio un tropiezo tras otro y hasta cambió de entrenador a mitad de camino cuando tomó el timón Néstor 'Pipo' Gorosito.

Para lograr el milagro, Argentinos se aferró a la figura de Riquelme a quien le calza como anillo al dedo el traje de salvador y podrá lograrlo el domingo incluso con una derrota si tropiezan sus rivales.

Boca es Riquelme y Riquelme es Boca
"Boca es mi casa. Hasta que no me supere otro jugador y que juegue más de 205 o 206 partidos en la Bombonera como yo, será el jardín de mi casa. Soy el que más partidos jugó en ese estadio. Yo lo amo a Boca. Es lógico. Boca-Riquelme, Riquelme-Boca", dijo en una reciente conferencia de prensa en Argentinos Juniors.

A lo largo del semestre sus ruedas de prensa en el club de La Paternal fueron una catarsis de su salida traumática de Boca donde ganó 11 títulos, incluidas tres copas Libertadores (2000, 2001 y 2007), una REcopa (2008) y una Copa Intercontinental (2000).

"La camiseta se la presté al enano (Luciano) Acosta para que se la ponga, pero es mi camiseta. Yo lo amo a Boca. Es lógico. Boca-Riquelme, Riquelme- Boca", había dicho sobre el jugador que porta la 10 auriazul con la que él marcó 89 goles en 388 partidos, 66 de ellos por la Libertadores.

El magro presente de Boca, afuera desde hace rato de la lucha por el torneo argentino y barrido de la Copa Sudamericana por su archirrival River Plate, abona la ilusión de los hinchas con un retorno del hijo pródigo.

El controvertido estratega lo sabe y por las dudas avisa que seguirá jugando hasta los 40 años.

Angelici tampoco le puso llave a la puerta. "Si (el DT de Boca Rodolfo) Arruabarrena me pide por Riquelme, lo charlaré con él", dijo el dirigente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)