15 de enero de 2018  09:39

Chapron ya protagonizó una situación polémica e insólita en San Mamés

El árbitro Tony Chapron  exhibe la cartulina al futbolista Diego Carlos del Nantes durante el partido ante el París Saint Germain (PSG). Foto: Eddy lemaistre / EFE

El defensor brasileño del Nantes Diego Carlos (segundo izq.) recibe una cartulina roja del árbitro francés Tony Chapron durante el partido de fútbol francés entre el Nantes y Paris Saint-Germain (Paris-SG) en el estadio La Beaujoire en Nantes, oeste de Francia, el 14 de enero 2018. AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El árbitro francés que propinó el domingo 14 de enero de 2018 una patada a un jugador del Nantes en el partido contra el París Saint-Germain (PSG), Tony Chapron, ya protagonizó en su día una situación también polémica e insólita en San Mamés, en la que tomó tres decisiones diferentes en una misma jugada.


Fue en un Athletic-Rapid de Viena de la segunda jornada del Grupo F de la Europa League 2016-2017, disputado el 29 de septiembre de 2016 y que acabó con victoria bilbaína por 1-0 con gol de Beñat Etxebarria a la hora de partido.

Antes, en el tiempo añadido de la primera mitad, Chapron rozó lo increíble en una situación de las que suceden pocas veces en el fútbol, si es que alguna vez se ha dado.

Chapron dio primero por válido un gol de Iñaki Williams precedido de un claro fuera de juego del delantero bilbaíno en la primera acción de una jugada en la que, entre dos toques de Williams, hubo otro fuera de juego de Aduriz en el segundo de los tres toques de los jugadores del Athletic antes de que el balón acabase en las mallas de la meta visitante.

Tras reunirse con dos de sus asistentes, el línea y un juez de área, el árbitro francés pitó un penalti -inexistente- del meta visitante Strebinger a Aduriz, estando el ariete rojiblanco en posición antirreglamentaria.

Y, finalmente, Chapron dio el balón al Rapid como si hubiese señalado fuera de juego de Williams en el último de los tres toques de los delanteros locales tras el centro de Yeray Álvarez que inició la jugada. Justo el único toque en el que no había fuera de juego.

Entonces, para acabar de enfadar a una grada de San Mamés tan cabreada como atónita, Chapron pitó el final de la primera mitad en medio de un claro contraataque rojiblanco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)