19 de septiembre de 2014 15:45

Cinco casos de violencia doméstica empañan al fútbol americano

Roger Goodell, comisionado de la liga de fútbol americano (NFL), en una rueda de prensa, el 19 de septiembre de 2014. Foto: EFE

Roger Goodell, comisionado de la liga de fútbol americano (NFL), en una rueda de prensa, el 19 de septiembre de 2014. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
DPA

El comisionado de la liga de fútbol americano (NFL), Roger Goodell, admitió hoy 19 de septiembre los errores en el tratamiento de los escándalos de violencia doméstica protagonizados por varios jugadores las últimas semanas y prometió medidas más duras.

"En las últimas semanas hemos visto a la NFL haciendo muchas cosas mal, empezando por mí", dijo Goodell en una rueda de prensa convocada para atajar la crisis que afecta a la liga más popular y rica de los Estados Unidos. La NFL se ha enfrentado a duras críticas por no haber actuado rápido o con suficiente firmeza ante los escándalos de algunos de sus profesionales.

"No se pueden repetir los mismos errores", dijo Goodell, que admitió no haber entendido completamente el caso de Ray Rice. "He decepcionado a los fans, a nuestros socios y a mí mismo", reconoció el comisionado. Rice fue suspendido dos partidos por golpear en febrero a su entonces novia y ahora mujer.

La crítica inicial por la laxa suspensión creció cuando el 8 de septiembre se publicó el video de la agresión, en el que se ve cómo Rice, jugador de Baltimore Ravens, deja inconsciente a su novia con un puñetazo en un ascensor de un casino de Atlantic City. El jugador está ahora suspendido de forma indefinida.

La pasada semana también se conoció la acusación contra Adrian Peterson, de los Minnesota Vikings, por maltratar a su hijo de cuatro años, al que supuestamente golpeó con una rama de árbol, provocándole cortes y magulladuras en las piernas, según las fotos publicadas del niño.

Además, Ray McDonald está siendo investigado por golpear a su prometida, embarazada, pero sigue jugando con los San Francisco 49ers.

Greg Hardy fue condenado en julio por agredir a su novia, lo que no generó una sanción por parte de la liga. Su equipo, Carolina Panthers, lo ha apartado del plantel.

Jonathan Dwyer salió el jueves de prisión tras pagar una fianza de 25 000 dólares y ser acusado de romper supuestamente la nariz a su mujer al propinarle un cabezazo. Ha sido suspendido por su equipo, Arizona Cardinals.

Goodell destacó hoy la complejidad de los casos y el derecho de todos al debido proceso y a respetar a la Justicia civil mientras se defiende la "integridad" de la liga. La NFL anunció la colaboración con una línea telefónica que ayuda a combatir la violencia doméstica y con un centro contra las agresiones sexuales.

En respuesta a las duras críticas recibidas, Goodell envió la noche del jueves a los equipos una nota en la que anunciaba la colaboración con ambas instituciones, a las que la NFL dará apoyo financiero, operativo y promocional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)