30 de mayo de 2016 19:18

El futbolista Alan Pulido forcejeó con su secuestrador y dio a la policía el lugar de su cautiverio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 8
Agencia EFE

El futbolista mexicano Alan Pulido informó a la policía el lugar donde permanecía secuestrado desde la madrugada del domingo poco después de someter a golpes al hombre que lo vigilaba con un arma, informaron este lunes 30 de mayo del 2016, las autoridades del estado de Tamaulipas, en el noroeste de México.

En un breve mensaje a los medios de comunicación, el fiscal de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, explicó que las fuerzas de seguridad llegaron al lugar del cautiverio porque el delantero del Olympiakos griego pudo "hacer una llamada y pedir auxilio dando la ubicación" de la casa, en el sur de Ciudad Victoria.

Quintanilla contó que después de la medianoche del domingo el número de emergencias 066 recibió una llamada, precisamente del futbolista, quien en un descuido de uno de sus captores lo despojó de su arma, lo sometió, le quitó el teléfono celular e hizo la llamada.

Pulido intentó escapar del lugar pero las puertas estaban aseguradas por lo que rompió los cristales de las ventanas y, para su fortuna, a esa hora una patrulla que recorría la zona escuchó el ruido, se acercó a la casa y lo encontró.

Las autoridades detuvieron a uno de los captores, identificado como Daniel Hernández Morales, de 38 años.

Fue secuestrado por dinero la madrugada del domingo en Ciudad Victoria cuando regresaba de una fiesta.

Enrique Galindo, de la Policía Federal, dijo que en la acción de las autoridades "no hubo violencia", aunque el futbolista fue presentado con "una pequeña lesión" en una mano, que luego fue atribuida al golpe que propinó a su captor.

El fiscal Quintanilla dijo que el jugador recibió apoyo médico y psicológico, y que confía en que su declaración arroje pistas para encontrar al resto de los presuntos secuestradores, algunos de los cuales ya están identificados.

La coordinadora Nacional Antisecuestro, Patricia Bugarín, dijo a Televisa que el operativo "no fue lo ideal", pero las "circunstancias apremiaban" porque el secuestro se difundió muy rápido, lo que ponía en riesgo la seguridad del futbolista.

El Gobierno estatal hizo públicas unas imágenes en las que aparece el futbolista, tras su liberación, con una mano vendada y conversando con el gobernador Egidio Torre Cantú.

"Estoy muy bien, gracias a Dios", dijo el delantero, de 25 años, luego de ser rescatado.

"Muchas gracias a todos por sus oraciones. Nos ayudaron mucho en esta terrible experiencia de nuestras vidas que no le deseamos a nadie", escribió Pulido en su cuenta en Twitter.

"Agradezco mucho a las autoridades federales y estatales el apoyo brindado por permitirnos regresar sanos y salvos con nuestros familiares y amigos. Gracias a mi Dios divino que siempre está con nosotros y nos dio una nueva oportunidad de vida. Infinitamente gracias a todos", puntualizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (8)