7 de agosto de 2014 14:41

La relación entre la AKD y la FEF es incierta con el regreso de Ribadeneira 

Imagen de archivo de Santiago Ribadeneira. EL COMERCIO

Imagen de archivo de Santiago Ribadeneira. EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Deportes
Quito

Deportivo Quito elegirá a su nueva directiva este viernes, 08 de agosto, y con esto podría sumarse otro club a la oposición de la administración de Luis Chiriboga en la Ecuafútbol. Santiago Ribadeneira, único candidato a la presidencia del club, ha sido claro en su postura sobre el actual directorio de la FEF.

La reciente polémica sobre la entrega de un cheque con fondos de la Federación a Patricio Salazar, ex directivo azul-grana, desató nuevamente las críticas de Ribadeneira hacia Chiriboga. El candidato aseguró que va a impedir que ese tipo de prácticas, en su visión “tramposas”, se apoderen al club.

Una vez que Ribadeneira y su grupo llegaron a un acuerdo con los jugadores y los acreedores en torno a la forma en la que se cubrirán los pasivos del club. Y, que se anunció que después de que sea posesionada la nueva directiva del club este será manejado por una Sociedad Anónima. Esto reto entrará en marcha.

La rivalidad entre Luis Chiriboga y Santiago Ribadeneira empezó en el 2009. Cuando Santiago era presidente de Deportivo Quito y entregó el control del club a la SEK. La FEF se opuso a esa alternativa y al final el grupo inversor internacional se alejó y la crisis económica de la AKD empezó a radicalizarse.

Luego, en el 2013, cuando Deportivo Quito empezaba a hundirse, Ribadeneira salió un vez más a proponer la Sociedad Anónima como alternativa. Pero, la FEF rechazó el modelo. Y el candidato se alejó y responsabilizó a Chiriboga de la crisis del club.

En esta ocasión todo es diferente. Ribadeneira asegura que los organismos que rigen el balompié nacional han aprobado el cambio de modelo de gestión del club. Y que por eso el volverá a la presidencia de la institución.

Sin embargo, aclaró que él prefiere no mantener una relación directa con Luis Chiriboga. Y que alguien (todavía no ha sido designado) en su directiva será el encargado de asistir a reuniones, mantener conversaciones y relaciones con la FEF.

Es una incógnita si habrá una buena relación entre las dirigencias. Este tema toma coyuntura por que en enero del 2015 habrá elecciones en la Ecuafútbol y no se conoce si habrá una lista opuesta a Chiriboga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)