4 de enero de 2016 15:45

¿Fuga o distracción? Confusión en incidente de James con la policía

Los centrocampistas del Real Madrid, Gareth Bale (i) y James Rodríguez (d) durante el entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, para el próximo partido de Liga contra el Valencia que se disputa mañana en Mestalla. EFE

Los centrocampistas del Real Madrid, Gareth Bale (i) y James Rodríguez (d) durante el entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, para el próximo partido de Liga contra el Valencia que se disputa mañana en Mestalla. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 3
Indiferente 7
Sorprendido 6
Contento 9
Agencia DPA
Madrid

El colombiano James Rodríguez, futbolista del Real Madrid, tuvo ayer (viernes 1 de enero del 2016) un incidente con la policía por motivos aún no del todo aclarados.

Según publicó hoy la prensa española, el centrocampista entró la tarde del viernes en la Ciudad Deportiva del club, a las afueras de Madrid, perseguido por un coche de la policía, que intentó infructuosamente que James se detuviera durante la persecución.

Una vez entró James con su vehículo, la policía fue retenida inicialmente por la seguridad privada del recinto de entrenamiento, aunque finalmente pudo pasar.

Una vez dentro, los agentes informaron al futbolista de que fue perseguido por circular a más de 200 kilómetros por hora en una vía de circunvalación de la ciudad, el doble de la velocidad permitida.

Video: YouTube Canal: Red de Fútbol

Las dudas surgen alrededor de los motivos por los que el "10" colombiano hizo caso omiso a las indicaciones de la policía. Según publicó el diario deportivo Marca, el jugador alegó que no se detuvo porque "no escuchó la orden de alto por el volumen de la música de su vehículo".

Por su parte, As citó fuentes próximas al jugador para asegurar que no paró porque "temió que pudiera tratarse de un secuestro al estar el vehículo policial camuflado". El Mundo manejó la misma tesis: "Argumentó James que no se había detenido porque en su país es muy habitual que delincuentes utilicen coches sin identificación policial para fingir detenciones a automóviles de lujo y después secuestrar a sus ocupantes. Temía ese método de asalto".

La policía denunció a James por exceso de velocidad, conducción temeraria y desobediencia a la autoridad, y el jugador se enfrentaría a una multa económica y seis meses sin poder conducir.

Tras convertirse en ídolo de la hinchada blanca durante la pasada temporada, el colombiano atraviesa ahora un momento difícil en el equipo y la prensa española habla de un distanciamiento con su entrenador, Rafael Benítez, quien podría relegarle al banquillo en las próximas fechas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (10)