11 de December de 2014 19:44

Fuerza Amarilla sostiene su campaña en la cantera orense

Los jugadores del club Fuerza Amarilla se entrenaron ayer en el complejo deportivo, ubicado en la vía Machala-Balosa. Foto: Camilo Paraje para EL COMERCIO

Los jugadores del club Fuerza Amarilla se entrenaron ayer en el complejo deportivo, ubicado en la vía Machala-Balosa. Foto: Camilo Paraje para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Ronald Ladines

Los 23 jugadores que conforman la plantilla de Fuerza Amarilla, de Machala, están motivados por un premio económico de USD 25 000 que prometió la dirigencia, si alcanzan el ascenso a la Serie B.

Este premio es financiado por la dirigencia del club, la Asociación de Fútbol de El Oro y por un grupo de inversionistas privados. Los jugadores serán los encargados de realizar la repartición, dependiendo de los minutos jugados durante la temporada.
Por sus colores -amarillo y negro- es conocido como la ‘Avispa de Machala’, desde su creación en 1999 y hoy podría alcanzar su primera clasificación a la Primera Categoría.

A las 15:00 juegan su último partido de la temporada ante Clan Juvenil, en Sangolquí. El empate les servirá para cumplir la meta. Con 10 puntos son los líderes del cuadrangular final del torneo de la Segunda Categoría, que ascenderá a dos equipos para el torneo de la Serie B del próximo año.

Ayer por la mañana, el equipo que dirige Janio Pinto realizó su último entrenamiento en el complejo Fabián Aguilar, ubicado en el kilómetro 14 de la vía Machala-Balosa.

El complejo tiene una extensión de 6,5 hectáreas, donde al momento hay dos canchas reglamentarias de césped natural y dos canchas sintéticas. El local aún está en construcción, se prevé que hasta el próximo año tenga dos canchas de tenis, una piscina, gimnasio y edificio para la concentración. La dirigencia que preside Fabián Aguilar destinó USD 1,5 millones para terminar el complejo.

Está rodeado por plantaciones de banano, olores que se perciben en el complejo. Al DT Janio Pinto le agradan la ubicación y las comodidades que brinda el lugar para el desempeño de sus jugadores.

Si Fuerza Amarilla llega a la Serie B, Pinto logrará su cuarto ascenso (dos con Macará y uno con Independiente del Valle). Ese es el objetivo del brasileño que terminará su vínculo contractual con los machaleños, a fines de este mes.

Aguilar analiza la continuidad del DT y espera que termine el torneo para comenzar las negociaciones. Este año el club contó con un presupuesto anual de USD 240 000, que sirvió para pagar los sueldos de la plantilla; el monto máximo en los salarios es de USD 1 200 mensuales, dependiendo del rendimiento de los jugadores.

Este año ha sido exitoso para el cuadro aurinegro. Ellos quedaron campeones provinciales; fueron los punteros del zonal. Esto gracias a un trabajo de tres horas diarias, bajo el mando de Pinto y del preparador físico Oswaldo Massa.

Uno de los fuertes de este equipo es el apoyo de sus hinchas. Durante el año tuvieron una asistencia promedio de 3 000 personas en el estadio 9 de Mayo. La barra de Doña Sofi, hinchada oficial, partió en cinco buses anoche, desde Machala hasta Sangolquí.

Peter Rosales, gerente del equipo, está orgulloso de que la plantilla esté conformada en un 80% por jóvenes oriundos de El Oro. De los 11 jugadores del equipo titular, nueve son nacidos en Machala y formados en la cantera del club.

El club tiene categorías inferiores que van desde la Sub 12 hasta la Sub 18, que son coordinadas por José Aroca. Por ahora solo se enfocan en la parte deportiva, pero existe un proyecto que permitirá a los jugadores tener una formación integral, con estudios y vivienda provisional. Esa iniciativa podría concretarse a mediados del próximo año.

Ismael Ayoví, capitán del equipo, llegó al club cuando tenía 10 años. Él es defensor central y, con seis tantos en la temporada, es uno de los goleadores del club. Se siente identificado con los colores amarillo y negro, que viste todos los domingos y por eso llegar a la Primera Categoría será “cumplir un sueño”.

Los preparativos
En caso de una clasificación, los directivos y el plantel de jugadores idearon un plan que consiste en acudir el domingo a la Iglesia IM, que se ubica en el barrio de Sauces 2, en la capital orense, para celebrar .

El grupo de jugadores es unido y suelen ir con Ayoví, uno de los promotores, en señal de agradecimiento. Y en caso de una clasificación, se la dedicarán a Dios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)