10 de March de 2013 11:24

Vettel, el prodigio de la Fórmula 1 que busca su cuarta corona

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull), a sus 25 años el tricampeón del mundo más joven de la historia de la Fórmula 1, buscará su cuarta corona en 2013 después de un 2012 en el que no mostró un dominio abrumador y el español Fernando Alonso (Ferrari) estuvo cerca de batirle.

A Vettel todo le ha llegado muy rápido en su carrera. Entre Indianápolis-2007 y Brasil-2012 logró tres títulos mundiales, 26 victorias, 36 poles, 14 vueltas rápidas y 46 podios.

El tricampeonato que certificó en el circuito de Interlagos, Sao Paulo, el pasado mes de noviembre le sitúa a la altura de leyendas como Ayrton Senna, Nelson Piquet, Niki Lauda, Jackie Stewart y Jack Brabham, todos con tres títulos.

Pero ninguno de ellos logró esa marca a los 25 años de edad y en 101 carreras como Vettel, que en el camino fue el piloto más joven en ganar un Gran Premio con pole incluida (con Toro Rosso en Italia-2008), el más joven campeón y el más joven bicampeón.

El alemán debutó en la categoría en 2007 en el Gran Premio de Estados Unidos, en Indianápolis, con la escudería Sauber, reemplazando al polaco Robert Kubica, accidentado en la carrera anterior en Canadá.

Sorprendió a todos al finalizar en los puntos (octavo puesto) y casi de inmediato pasó al equipo Toro Rosso, que viene a ser como un “ Red Bull B ” , ideado para formar sus futuras estrellas.

En 2008 llegó al 'templo de la velocidad', en Monza (Italia) , y en condiciones meteorológicas inestables se las arregló para marcar la pole y luego ganar el Gran Premio. A los 21 años de edad un astro había aterrizado en la Fórmula 1.

Vettel nació en Heppenheim, Alemania, el 3 de julio de 1987 y ya en 1995, con 8 años, se había subido a un kart. Empezó a correr en monoplazas en 2003 y en la Fórmula BMW logró 18 triunfos en 20 carreras.

El camino hacia la F1 estaba abierto y probó su primer bólido en 2005, cuando Williams le dio una oportunidad.

En la temporada siguiente ya era piloto reserva de Sauber-BMW e impresionaba cada vez que conducía el coche en los entrenamientos libres de los viernes, cuando los equipos aprovechan para darle experiencia a sus reservas.

Tras su debut de 2007 ya no miró atrás y 2008 fue su primera temporada completa, en Toro Rosso y vigilado de cerca por Red Bull.

En el siguiente curso (2009) ya era el piloto estrella de Red Bull, cuyos bólidos diseñados por el británico Adrian Newey, arquitecto de vehículos campeones, empezaron a luchar por el título.

Vettel fue subcampeón con cuatro triunfos, pero incapaz de descontar la ventaja inicial del británico Jenson Button con su Brawn GP y cometiendo errores en algunos momentos importantes.

Inició la temporada 2010 como favorito, pero otra vez su inconsistencia hizo que llegara a la última carrera en Abu Dabi necesitado de un triunfo y que el español Fernando Alonso (Ferrari) casi no puntuara.

El milagro ocurrió y Vettel se llevó el título 2010 con cinco triunfos. Todo el poder de Red Bull y el talento del alemán se desataron en un 2011 aplastante: 11 triunfos, cinco veces segundo, una vez tercero, otra cuarto y un solo abandono.

Nada pudo detener a la locomotora Vettel en el inigualable 2011, similar a lo ocurrido en 2012 en la última parte del campeonato, donde tras un inicio inestable venció cuatro carreras consecutivas entre Singapur e India.

Vettel se quedó con el título en Brasil con una ventaja de tres puntos (281 a 278 de Alonso) tras una carrera dramática en la cual el título osciló entre el alemán y Alonso en cinco ocasiones.

Ahora Vettel intentará volver a dominar ante un cuarteto de antiguos campeones del mundo dispuestos a desafiarlo. Fernando Alonso, Lewis Hamilton, Jenson Button y Kiki Raikkonen quieren acabar con el cuento feliz del prodigio de la Fórmula 1.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)