26 de July de 2013 14:29

El Ford Escape 2013 rompe con el pasado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La renovada gama de vehículos Ford tiene en el Escape de tercera generación a uno de sus SUV de mayor aceptación, gracias a las acertadas modificaciones aplicadas a la estética y al equipamiento.

Pocas referencias quedan del modelo antecesor, pues las líneas rectas de aquel fueron reemplazadas por otras más angulosas y estilizadas que lo definen como un ejemplar ultramoderno.

[[OBJECT]]

El frontal está dominado por unos faros que se alargan hacia los costados, por las luces direccionales independientes que se ubican en la parte inferior y por una gran toma de aire en forma de trapecio invertido, en medio de la cual se coloca la placa del vehículo.

Desde una perspectiva lateral, el nuevo Escape resalta por la gran apertura del ángulo formado entre el parabrisas y el capó. Estéticamente, esta cualidad le da una apariencia más deportiva, y, funcionalmente, le confiere una eficiencia aerodinámica superior.

[[OBJECT]]

A tono con otros SUV modernos, la parte intermedia del techo presenta una leve caída hacia atrás, lo cual contribuye a que el Escape tenga un aspecto similar al de un cupé de mediano tamaño.

[[OBJECT]]

A la imagen robusta del vehículo contribuyen una línea de cintura ensanchada y unos grandes aros de 17 pulgadas de diámetro.

La gran habitabilidad es otro aspecto destacado del Ford Escape. Todas las plazas cuentan con un amplio espacio para las piernas, cintura y hombros, y los 456 litros de capacidad del maletero son más que suficientes para llevar el equipaje de los cinco ocupantes.

[[OBJECT]]

El tablero de instrumentos se diseñó en función de las necesidades del conductor desde la perspectiva de la seguridad y el confort. La iluminación blanca y celeste de la instrumentación hace que todos los indicadores sean claramente legibles, además de que todos los controles son de fácil alcance.

Además, el volante cuenta con mandos para distintas funciones, especialmente para todas las relacionadas con el sistema de infoentretenimiento SYNC de Microsoft con el que está equipado.

[[OBJECT]]

El Ford Escape se mueve con soltura gracias al impulso de un motor de cuatro cilindros y 2,5 litros con tecnología iVCT, que entrega 168 caballos de potencia a 6 000 rpm y 230 Nm de torque a 4 500 rpm.

Gracias a la eficaz gestión de una transmisión automática de seis velocidades que también se puede controlar manualmente, el Escape presume de un confort de marcha sobresaliente, en el que el cambio de marchas es apenas perceptible.

[[OBJECT]]

La suavidad de su funcionamiento se complementa a la perfección con una suspensión independiente en ambos ejes, cuyo nivel de amortiguación resulta extremadamente confortable tanto sobre superficies asfaltadas como en caminos empedrados o irregulares.

Los frenos de disco en las cuatro ruedas con sistema antibloqueo transmiten mucha seguridad a la hora de detener el ímpetu que el Escape es capaz de demostrar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)