28 de noviembre de 2017 00:00

Sebastián Castella a hombros, Enrique Colombo ya es matador

Péndulo, el pase cambiado por la espalda en los medios al toro del triunfo de Castella. Foto: agencia EFE

Péndulo, el pase cambiado por la espalda en los medios al toro del triunfo de Castella. Foto: agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE
y Redacción Fiesta Brava
(I)

El matador de toros francés Sebastián Cas­tella fue el triunfador de la cuarta corrida de la Feria del Señor de los Milagros de Lima. Lo hizo al cortar dos orejas al cuarto toro de la tarde de la ganadería La Ventana del Puerto.

El venezolano Jesús Enrique Colombo tomó la alternativa de matador de toros, dejando buena impresión en la tarde limeña, en donde completó la terna Ginés Marín, que no tuvo mayor opción con su lote.

Con tres cuartos de plaza en los tendidos, se lidiaron tres toros del Puerto de San Lorenzo y tres de La Ventana del Puerto, de dispar presencia y juego.

Los dos primeros fueron fuertemente protestados por falta de trapío. El mejor fue el corrido en cuarto lugar, que propició el triunfo del toreo galo con dos orejas.

Jesús Enrique Colombo tomó la alternativa con el toro ‘Chicharro’ de La Ventana del Puerto. La tarde suponía además la reaparición del venezolano tras la dura cornada de Valencia, que le impidió doctorarse en Zaragoza.

Colombo nació en San Cristóbal, departamento del Táchira (Venezuela), el 29 de septiembre de 1997. Según Portal Taurino, debutó en el 2008, en la parte seria del Espectáculo Cómico Internacional de Popeye y sus Enanitos Toreros.

Como no ocurría desde la época de los Girón ( César y Curro), este año lideró el escalafón de novilleros de Europa; aquí, algunas de sus más importantes actuaciones: Real Maestranza de Sevilla el 14 de mayo. Las Ventas la tarde del 22 de mayo. Pamplona el 5 de julio, corta dos orejas, y una oreja en Las Ventas el 9 de julio. Tres orejas en Albacete la tarde del 13 de septiembre. Torea en Las Ventas la tarde del 27 de septiembre. Luego fue corneado en Valencia.

Tras su saludo de capa y de la ceremonia (foto superior), según El Mundo: “A ese toro le puso cuatro pares de banderillas, con momentos comprometidos. Hubo de perseguirlo el toricantano por el ruedo con la muleta en la mano, tratando de ligar muletazos. Causó una buena impresión. El de La Ventana del Puerto fue pitado en el arrastre y Colombo saludó la ovación del público”.

Colombo anduvo bien ante el sexto, perdió una posible oreja con la espada. El toro embestía bien por el pitón derecho, pero era un punto débil y había que ayudarle y ponerle mucho para evitar su sosería. Firmó muletazos de buena factura, sobre todo por el pitón derecho. Fue de nuevo ovacionado, según Aplausos.

Alternativa de Jesús Enrique Colombo, de manos de Castella. Testigo: Marín.

Alternativa de Jesús Enrique Colombo, de manos de Castella. Testigo: Marín.

El primer toro de Castella fue duramente protestado por los aficionados, que consideraron que estaba muy mal presentado. En el segundo del diestro francés, de más romana, llegaron los lances a la verónica y un quite lucido de chicuelinas. Con la muleta dos ceñidos pases cambiados por la espalda y una faena especialmente derechista, de temple, que terminó con estocada baja. Dos orejas.

Según las mismas fuentes “Ginés Marín fue todo clase y torería desde su recibo capotero al tercero, por delantales y verónicas, luciendo también en el quite. En la muleta el toro sacó clase, pero la faena no fue a más porque el animal apenas transmitió. El torero, en cualquier caso, anduvo por encima del toro. Dos pinchazos y dos descabellos. Saludó una ovación. Con el débil quinto, abrevió acertadamente”.

Castella y Colombo torean el viernes en el Festival de la Virgen en la Plaza Belmonte, junto con El Fandi. Marín debuta en Quito el sábado, con Antonio Ferrera y Andrés Roca Rey.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)