Deportes

Fiesta, colorido y pifias en Brasil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
16 de June de 2013 00:01

La inauguración de la Copa del Mundo Brasil 2014 será en Sao Paulo, en el Itaquerao, el estadio de Corinthians, que está a la mitad de su construcción. Pero la Copa Confederaciones arrancó en Brasilia, en el estadio Nacional.

De hecho, salvo la ceremonia de apertura y el partido Brasil -Japón, en esta ciudad no se realizará ningún otro evento. La sala de prensa, activa desde el martes pasado, se cierra hoy, pues la Copa Confederaciones se mudó para Río, Belo Horizonte, Fortaleza, Recife y Salvador.

Pero no por breve, la sensación de tener un evento de esta magnitud iba a pasar como un suspiro para los habitantes de esta ciudad modernísima. Desde las 09:00, la actividad en las calles aledañas en significativa.

Cómo no, la bazucada estaba ahí, los tambores estallaban en medio del tráfico, inusual para una ciudad que los fines de semana decae, en vista de que los habitantes prefieren ir a lugares con menos cemento y asfalto.

Más allá, el trío eléctrico, una especie de camión con plataforma, metía ruido y hacía bailar a la gente. Obvio. El amarillo y verde predominaba, junto a las banderas de clubes como Avai, Figueirense, Palmeiras...

A lo largo del Eje Monumental, en el acceso al estadio, los quioscos de la cervecera que patrocina el elemento surtían a los sedientos. 6 reales (USD 3) por lata era el precio a pagar por animarse y refrescarse.

Dos helicópteros y efectivos de la Policía Militar vigilaban celosos y sin distracciones. Motos, trucutús, patrulleros y dos helicópteros dejaban una sensación de alivio entre quienes se acercan al escenario.

Los japoneses aportaban lo suyo, aunque más discretos y turísticos, si cabe la palabra. Con cámara o tablet en mano, sacaban fotos, se filmaban entre ellos y, con camiseta legítima y de marca, gritaban ¡Nippon! Adentro, la ceremonia se armó con una coreografía a cargo de Paulo Barros y la escola da Samba de Unidos de Tijuca, de Río de Janeiro. El objetivo fue que el colorido se vea en tierra y aire. Aviones cruzaron el cielo con los colores de la bandera brasileña.

En la cancha, se destacó el verde de la Amazonía brasileña, conjugando con la gran pasión deportiva brasileña, el fútbol, y la musical, la samba.

En representación de cada país, un grupo de niños salió alegremente con traje típico, al son de cada uno de los ritmos nacionales.

El himno nacional brasileño no fue cantado por Elsa Soares, viuda de Garrincha. De hecho, no se realizó ningún homenaje al extinto crack, cuyo nombre lleva el estadio.

La pifia a Dilma Roussef, la presidenta brasileña, fue feroz, al punto que Joseph Blatter, titular de la FIFA, debió reclamar "respeto y Fair Play" al público. La Mandataria enfrenta resistencia entre la gente por el alza de pasajes y por los altos gastos en los que incurrió el país en este torneo.

Los silbidos se iniciaron cuando se anunció la presencia de la Mandataria y de Blatter en la tribuna de honor del estadio, y aumentaron cuando el comandante de la FIFA agradeció a Rousseff por la organización del torneo, que se jugará hasta el 30 de junio.

Rousseff puso entonces un fin brusco a la ceremonia pronunciando la frase protocolaria: "Declaro abierta la Copa Confederaciones Brasil 2013", dijo la autoridad, quien buscará el año que viene la reelección en los comicios presidenciales que se celebrarán después del Mundial 2014.

Así, ya solo quedaron palmas y gargantas para vivar a brasileños y japoneses, que saltaron a la cancha.

En el costado sur del estadio, la barra Ultra Nippon era recibida con aprecio y hasta aplausos. Su bandera es harto conocida en el mundo. Acompañan a su selección japonesa a cualquier lugar del mundo.

Fueron los únicos hinchas japoneses visibles, apenas un punto azul en las 67423 personas que llegaron al partido inaugural. Ya para el inicio de las acciones, salvo unos mínimos claros en generales, todo estaba lleno.

A la hora de enumerar los jugadores, el más aplaudido fue Neymar, obviamente, seguido se Danny Alves y Hulk.

Al final de la jornada, una garúa refrescante ayudó a bajar la temperatura, lo justo para cerrar una jornada que fue ardiente en su desarrollo.

Copa El primer partido en el Maracaná México, campeón de la CONCACAF, se mide con Italia, finalista de la Eurocopa 2012. Las selecciones se enfrentan por el Grupo A desde las 14:00 (hora de Ecuador). El equipo mexicano ha participado en cinco de las ocho ediciones de este torneo con 33 goles a su favor y 28 en contra.

España Dos potencias se enfrentan hoy En el Arena Pernambuco se juega el primer encuentro del Grupo B. La selección de España, actual campeona mundial, se enfrenta a Uruguay desde las 17:00. El primer partido que disputaron ambos combinados se realizó en el Mundial de Brasil de 1950, en donde empataron 2-2.

Protestas La Copa se inició con balas de goma Al menos 27 personas resultaron heridas y otras 16 detenidas en la represión de la policía de Brasilia a grupos de manifestante opositores a la realización de la Copa de las Confederaciones y el Mundial 2014 en Brasil. Las cifras fueron confirmadas por las autoridades tras los desmanes.

Fútbol Tahití quiere jugar con buen fútbol Por el segundo partido del Grupo B se enfrentarán mañana las selecciones campeonas de Oceanía y África. El partido se realizará en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte desde las 14:00. Este encuentro es el primero en una competición de selecciones absolutas.