11 de November de 2012 00:01

Triunfal mano a mano Albán-Puerto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La afición de Quito y Machachi presenció la tarde de ayer un importante mano a mano, digno de cualquier plaza de primera categoría.

Sus protagonistas fueron el guayaquileño Guillermo Albán y el torero español Víctor Puerto, quienes bordaron el toreo con entrega y profesionalismo.

El escenario fue la plaza portátil Vista Alegre, que rozó el lleno, en una tarde lluviosa, que no impidió que se celebrara una importante tarde de toros. Se lidió un encierro completo de Campo Bravo, para dos toreros que en su trayectoria se han llevado el Jesús del Gran Poder y que este año no estarán en los carteles de Quito.

Guillermo Albán ha ratificado su cartel de la primera figura del escalafón taurino nacional, con el primero de su lote.

Con el capote toreó con buen gusto y con una variada gama de quites, que entusiasmó al público, que soportó las inclemencias del mal clima de Machachi.

Con la muleta, Albán dibujó los trazos más artísticos de la tarde. Se destacaron tres series de derechazos, templados y de manos bajas. Con la mano izquierda también supo entender al colaborador ejemplar de Campo Bravo, premiado con una vuelta al ruedo en el arrastre.

Remató la faena con dos series de circulares invertidos que pusieron de pie a los tendidos, al punto que un sector del público pidió el indulto que, finalmente, no fue concedido por la autoridad de la plaza. Pinchazo sin soltar y estocada que se tradujeron en dos orejas a ley.

Puerto dejó en el ruedo de Machachi todo su conocimiento y torería. En especial en su tercer astado, al que lo toreó de poder a poder. Una estocada completa y dos orejas a sus manos.

En sus dos primeros toros, Puerto también cumplió una valiente y destacada actuación, que le valieron una oreja de cada burel.

Antes del mano a mano abrió plaza el joven rejoneador ecuatoriano Sebastián Peñaherrera, quien dejó apuntes de su buena doma. Su actuación le valió una oreja, después de colocar en buen sitio el rejón de muerte a un novillo de Rumiquincha.

La fiesta se blinda

Antes del inicio de la corrida, las autoridades de Machachi realizaron un anuncio clave para el futuro de la fiesta brava en Pichincha. El Cabildo declaró como Patrimonio Cultural Inmaterial las corridas de toros, como una medida para proteger la fiesta brava de la arremetida de grupos antitaurinos. De este modo, la Alcaldía ratificó que, año a año, se realizará la Feria Señor de la Santa Escuela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)