28 de November de 2011 12:00

Oreja y cornada a Joselito Adame y Diego Ventura mal con rejones de muerte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El diestro mexicano Joselito Adame ha sido el principal protagonista de la gélida y húmeda cuarta corrida de la temporada en la Monumental Plaza México, al cortar la única oreja concedida y sufrir una cornada en el pecho y la axila.

Su compatriota José Luis Angelino estuvo aceptable en el segundo y mal con el acero en el quinto que se le fue vivo a los corrales y también fue pitado en el sexto que mató en sustitución de Joselito Adame.

El rejoneador hispanoluso Diego Ventura por pinchar perdió una oreja en el primero; no tuvo opción con el manso cuarto y regaló un séptimo, sin trapío, que pinchó en una ocasión y no logró su anhelado éxito.

[[OBJECT]]

Con poco menos de media entrada, unos 18.000 espectadores, selidiaron dos toros de Rancho Seco para rejones, bueno el primero y manso el que hizo cuarto. Cuatro de La Punta para lidia ordinaria, de aceptable presencia, pero carentes de raza, el mejor fue el sexto. Y un séptimo de Julio Delgado, sin presencia y por ello sin dar sensación de peligro.

Diego Ventura reapareció en la México. Sus mejores momentos con el primero fue una labor que se apreció, pero mal con el rejón de muerte. Escuchó aplausos. Con el cuarto, manso y sin codicia, poco pudo hacer y abrevió, silencio. Con el protestado séptimo de regalo, tuvo momentos que calentó a un público que aguantó la ligera llovizna estoicamente. Un pinchazo antes del rejón de muerte y ligeras palmitas.

Angelino estuvo bien con el capote en el segundo, toro con muy pocos pases y que el diestro solo logró una serie sobre la mano derecha. Mató de estocada atravesada y descabello. Con el quinto, que no era bueno, no se acopló y mal con el acero. Sonaron los tres avisos y escuchó bronca. Con el sexto, que mató en sustitución de Adame, no se acopló. El público lo increpó y terminó con varios pinchazo, estocada, dos descabellos y otra magnífica estocada.

Joselito Adame acaparó la atención del respetable. Muy decidido y firme con el tercero que le prendió de fea manera al ser descubierto por una ráfaga del viento. Se levantó como un jabato y pese a estar herido siguió en el ruedo para ofrecer los mejores momentos ante otro toro poco propicio. Mató de estocada y fue premiado con una oreja. Vuelta al ruedo y por su pie se fue a la enfermería.

Se informó de que Adame sufre una cornada en el pecho y otra en la axila de unos 10 centímetros y se estabilizó para ser intervenido en el hospital de los toreros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)