1 de December de 2011 22:59

El Fandi, Castella y Samper brillaron

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

David Fandila, ‘El Fandi’ y Álvaro Samper recibieron dos orejas simbólicas mientras que Sebastián Castella fue premiado con una oreja en un festival taurino lleno de noticias fuera del ruedo.

La sorpresiva presencia de Pierina Correa, hermana del Presidente de la República, del fiscal General de la Nación, Galo Chiriboga - un antiguo aficionado a los toros - y las protestas en los tendidos hicieron noticia más allá de las ejecutorias de los toreros alternantes. Las protestas contra las autoridades políticas arreciaron cuando efectivos de la Policía intentaron arrebatar un cartel que decía: “Los toros deben morir en el ruedo y no en los chiqueros”. Los gritos de ¡Libertad!, y contra los mandatarios de la nación y la ciudad no se hicieron esperar y la oportuna intervención del concejal Marco Ponce evitó que el altercado pasara a mayores y pudiera desembocar en un problema de orden público.

Con menos de media entrada se lidiaron novillos de Triana y Vistahermosa, destacando los corridos en tercero y sexto lugar. El festejo se cumplió en beneficio de los niños de la Escuela de Zumbahua quienes entregaron una placa a los alternantes.

El maestro Francisco Ruiz Miguel dibujó los mejores momentos con la muleta por el pitón derecho del pupilo de Vistahermosa que no se prestó a lucimiento, miraba mucho y no tuvo un buen pitón izquierdo. Ruiz Miguel saludó con una ovación cariñosa. El novillo que lidió Enrique Ponce dio complicaciones en un trasteo que fue intermitente, también por el soplido del viento. Hubo ovaciones para Ponce.

David Fandila sustituyó a Alejandro Talavante, que sufrió un percance en México. El granadino vistió traje de calle y un sombrero ecuatoriano de paja toquilla. El saludo de capote de El Fandi fue compuesto de una larga cambiada, verónicas y chicuelinas ligadas. Cumplió el matador un brillante y vibrante tercio de banderillas y ejecutó una faena variada con la muleta entre la algarabía popular con pases sobre ambas manos. Le dieron dos orejas simbólicas ante un muy noble novillo de Triana.

El cuarto novillo, de Vistahermosa, hizo una salida de manso defendiéndose con las manos por delante. Pero pudo más el buen criterio y pulso del francés Sebastián Castella que terminó transformando la brusca e incierta embestida hasta hacerlo humillar en faena variada sobre ambos pitones y en la que se destacó de modo superlativo el final estupendo y templado con la mano izquierda. Una oreja que supo a poco frente a la labor del torero de Beziers, que dio una vuelta al redondel con una bandera de Ecuador con la leyenda: Liberta d.

El ecuatoriano Martín Campuzano recibió al quinto, de Triana, con dos largas cambiadas. La res cumplió en varas. Brindó al fiscal General de la Nación, Galo Chiriboga, quien prometió al torero tiempos mejores. La faena fue un tanto desordenada y la remató con adornos finales y aplausos del público asistente.

Todo fue torería y deseos de agradar en la buena comparecencia de Álvaro Samper. Desde un buen recibo de capa al noble aunque feo de hechuras del sexto de Triana, hasta la poco habitual inspiración de subirse al caballo de picar y dejar un fuerte y bien colocado puyazo (suerte en la que se recuerda Luis Miguel Dominguín en la plaza Vista Alegre, Madrid). No contento con eso Samper invitó a banderillear, no solamente a El Fandi sino a Antonio Ferrera, que miraba el festejo desde el callejón y los tres completaron un singular y celebrado tercio de banderillas. Álvaro Samper brindó la lidia a todos sus compañeros de cartel, en reconocimiento a su apoyo a la fiesta brava en el Ecuador.

Sobria, reposada, torera fue la faena de muleta del ecuatoriano. Le dio sitio, pensó en la cara del toro y superó con temple y buen concepto al viento y lució la nobleza del novillo con tandas de empaque tanto de derechazos como naturales, de uno en uno y lentos forzados de pecho. Cerró con el público entregado de muletazos circulares, un molinete abelmontado y un desplante. Paseó dos orejas simbólicas al final.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)