13 de December de 2011 00:03

39 orejas, 2 rabos, premios simbólicos, grandes faenas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las estadísticas muestran las frías cifras de la Feria de Quito 2011 celebrada sin la culminación del rito tradicional: la muerte del toro en la plaza. Esos números hablan de 39 orejas y dos rabos simbólicos.

El cuadro de honor de la feria recoge con letras destacadas a tres diestros cuyas ejecutorias ya quedarán grabadas para la historia. Se trata de Enrique Ponce, Diego Silveti y Juan Francisco Hinojosa. A ellos se suman el novillero Diego Galván y los subalternos Hernán Tapia y Javier Granizo ‘El Bille’. Premio doble recibió el toro Retador, de Huagrahuasi, número 120 de 450 kilos de peso lidiado el 4 de diciembre en quinto lugar por Diego Rivas.

La empresa Citotusa, organizadora de la feria, constituyó su jurado, y el Municipio, a través de la Comisión especial, el suyo.

La faena de Enrique Ponce al toro Gobernador de Huagrahuasi lidiado el 26 de noviembre en cuarto lugar, marcado con el número 142 de 490 kilos que terminó con el indulto. Una de las mejores de la historia de la plaza Quito, probablemente una de las mejores de la vida de un maestro que ha toreado más de 4 000 toros.

El personal estilo del toreo azteca sumó en la actuación de conjunto de Diego Silveti la esencia de una tauromaquia reposada durante cuatro generaciones. El bisnieto del Tigre de Guanajuato y el hijo del portentoso Rey David compuso una gran faena y abrió el abanico de su repertorio y rezumaron torería y empaque. Así lo justipreció el Municipio del Distrito Metropolitano y le otorgó el trofeo San Francisco de Quito.

La valerosa actuación de entrega y pundonor de Juan Francisco Hinojosa, torero de linaje, le valió el reconocimiento de ambos jurados, el Trofeo Agustín Galárraga y el premio de la empresa. Su faena y posterior indulto al toro Capitán de la ganadería colombiana de Juan Bernardo Caicedo, de 470 kilos, número 197 le valió las dos orejas y el rabo y la puerta grande el 2 de diciembre.

La mejor faena, que lleva el nombre del gran impulsor y creador de la Feria Jesús del Gran Poder, Manolo Cadena Torres fue para Enrique Ponce. El Municipio también entregó el trofeo El Pando al mejor quite para Silveti.

La Comisión municipal reconoció la entrega de toreros como Ponce, El Fandi y Castella por su presencia en la feria en las complejas circunstancias que Quito atraviesa en materia taurina.

El trofeo Virgen de Quito, de la empresa Citotusa, fue para el novillero hispano David Galván, una figura del toreo en ciernes.

La empresa premió al picador Hernán Tapia y al peón de brega Javier Granizo, ‘El Bille’ por su magnífica labor.

Para ambos jurados el mejor toro de la feria fue Retador. Un pupilo de Huagrahuasi, número 120 de 450 kilos (foto) al que Diego Rivas le cortó dos orejas simbólicas el 4 de diciembre y que fue corrido en quinto lugar.

Los comisionados del Cabildo decidieron destacar a otros toros lidiados como Gobernador, de Huagrahuasi; Capitán, de Juan Bernardo Caicedo o Lujurioso de Peñas Blancas. A Gobernador lo indultó Ponce, a Capitán lo indultó Hinojosa, mientras que a Lujurioso lo lidió Antonio Ferrera que recibió dos orejas.

La disposición municipal de la ordenanza, consecuencia de la consulta popular del 7 de mayo suprimió la suerte suprema. Se estableció la concesión de orejas simbólicas para premiar las faenas se otorgaron en mayor número del que se hubiesen cortado en condiciones normales.

Ponce recibió 4 orejas y un rabo. Castella, 5 apéndices. El Fandi, también 5. Hinojosa, 2 orejas y rabo, Silveti, 3. Dos orejas por coleta recibieron Ferrera, Rafaelillo, Fandiño, Rivas y Samper. Campuzano obtuvo una, lo mismo que Talavante. El rejoneador Rui Fernandes recibió 3 orejas. Tres orejas fueron aparar a manos del novillero David Galván y una oreja cortaron Víctor Barrio y José Antonio Bustamante. Pablo Santamaría dio una vuelta al ruedo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)