24 de febrero de 2017 16:27

El Ferrari 812 Superfast es una oda a las prestaciones

La aerodinámica fue revisada en relación con los modelos en los que se basa.

La aerodinámica fue revisada en relación con los modelos en los que se basa.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 8
Redacción Carburando

En su calidad de fabricante de deportivos legendarios, Ferrari tiene la obligación de reinventarse permanentemente. Por ello, para conmemorar los 70 años transcurridos desde la fundación de la firma, creó al 812 Superfast que, como su nombre lo sugiere, será el modelo más veloz jamás creado por la casa de Maranello.

El 812 Superfast llega para reemplazar al F12Berlinetta y al F12tdf, una evolución de este último. Aunque está basado en ambos, ostenta unas dimensiones ligeramente mayores y varios caballos de potencia adicionales.

En materia de diseño, el Ferrari 812 Superfast mantiene la tendencia estilística de los modelos a los que sustituye pero presenta unas líneas más armoniosas, menos angulosas y un diseño más fluido desde su gran toma de aire frontal en dos etapas hasta la renovada parte posterior. La aerodinámica se mantiene como la gran protagonista gracias a una silueta concebida para reducir al mínimo la resistencia del viento al avance del vehículo.

El habitáculo también fue objeto de una importante transformación, pues, a diferencia de los modelos antecesores, concede una mayor importancia al infoentretenimiento y a la conectividad. No obstante, el diseño interior hace que los roles de los ocupantes estén plenamente diferenciados: mientras que el conductor se enfoca en el disfrute al volante, su acompañante se encarga de operar el sistema multimedia mediante una pantalla táctil ubicada al lado derecho.

En el centro del tablero no existen más elementos que los controles del climatizador, con la finalidad de no distraer al piloto.
Bajo el capó, el 812 Superfast lleva un motor V12 atmosférico de 6.5 litros capaz de entregar una potencia de 800 caballos a 8 500 rpm y un torque de 718 Nm a 7 000 rpm. Se trata de un propulsor muy elástico, con mejor respuesta de aceleración a regímenes de giro bajos y medios, pues pone a disposición el 80% del torque a partir de las 3 500 rpm. Está asociado a una caja automática de siete marchas y doble embrague.

Como prestaciones declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y una velocidad punta de 340 km/h.

Esta unidad motriz pudiera ser la última de este tipo que Ferrari fabrica, pues la marca apunta a la hibridación de sus mecánicas más potentes en un futuro cercano. El 812 Superfast será presentado en el Salón de Ginebra, en marzo.

Fuentes: Infobae América y diariomotor.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)