11 de noviembre de 2014 13:24

Ocho de 12 equipos desconocieron al presidente de Liga del Fútbol Boliviano

Fernando Humérez fue elegido nuevo presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, el 10 de noviembre de 2014. Foto: LFPB.

Fernando Humérez fue elegido nuevo presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, el 10 de noviembre de 2014. Foto: LFPB.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia AFP

La Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB), que administra la primera división del fútbol, se sumergió en una crisis institucional, después que ocho de los 12 equipos desconocieron a su presidente y posesionaron una nueva directiva, informaron este martes dirigentes.

Dirigentes y delegados de Bolívar, Real Potosí, Universitario de Sucre, Nacional Potosí, San José, Wilstermann, Oriente Petrolero y Universitario de Pando se reunieron en la ciudad de Potosí el lunes para elegir una nueva directiva, informó el flamante posesionado Fernando Humérez, entrevistado por el canal privado ATB.

"En este nuevo comité ejecutivo las cosas se van a manejar de manera transparente y dinámica”, afirmó Humérez y expresó su "agradecimiento a los presidentes de los clubes en este momento tan duro” para el fútbol boliviano.

Los ocho clubes, reunidos en un Consejo Superior, desconocieron a Jorge Decormis, posesionado de manera interina en febrero pasado, cuyos allegados señalaron que la cita anterior se realizó sin convocatoria de éste y sin cumplir procedimientos legales internos.

"Un Consejo Superior sólo tiene validez de ser tal, cuando es convocado por el presidente y el secretario liguero”, afirmó el secretario General de la Liga, Róger Bello, leal a Decormis, a la radio privada Panamericana.

Insistió que la decisión asumida en Potosí "no será reconocida por los estatutos de la Liga y la Federación Boliviana de Fútbol (FBF)”.

Otros tres clubes se mantienen leales a Decormis: Blooming, The Strongest, Petrolero, mientras que un cuarto, Sport Boys, está sin una cabeza, tras la dimisión días atrás de su presidente.

Ninguno de los sectores dijo si los partidos oficiales sufrirán algún efecto negativo, por la pugna directiva.

La LFPB arrastra desde hace varios años una fuerte crisis interna, con disputas por su control, por la transparencia de los contratos de transmisión televisiva y la escasa competitividad que ofrecen al público.

La crisis también se debe a que el fútbol boliviano es tricéfalo: La Liga que maneja el campeonato de clubes, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) la selección y la Asociación Nacional de Fútbol los torneos regionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)