26 de March de 2012 16:02

La Federación Deportiva del Azuay no supera la inestabilidad dirigencial

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las pugnas por la Presidencia de la Federación Deportiva del Azuay (FDA) se iniciaron el 17 de septiembre del 2008. Ese día fue la elección del Directorio, que ganó el binomio compuesto por Eduardo Encalada y Marco Chango. Desde aquella fecha, deportistas, técnicos y trabajadores de la entidad viven en medio de la incertidumbre e inestabilidad.

Encalada, quien fue reelecto como Presidente para el período 2008-2012, renunció al cargo para candidatizarse como asambleísta. Chango asumió la Presidencia, pero el 16 de abril del 2009, tras comprobar anomalías y receptar pruebas de descargo, la Federación Deportiva Nacional del Ecuador (Fedenador) declaró nulo el proceso electoral.

Desde entonces, acusaciones mutuas, presuntos abusos de poder, presencia de políticos y policías son parte de la cotidianidad en la FDA. En los últimos tres años y medio, Chango, Vicente Berrezueta y Juan Sánchez pasaron por la Presidencia. La polémica siempre estuvo latente.

A los tres directivos se sumó Gabriel Solano, quien por cinco meses estuvo como interventor de la FDA. Él llegó a la entidad para “investigar supuestas irregularidades”. Pero fue destituido por el ministro del Deporte, José Francisco Cevallos, por denuncias de presuntas irregularidades.

Ernesto Cañizares, ex presidente de la FDA, califica como “sapada criolla” lo hecho por Carlos Álvarez, quien ante la prensa se identificó como asesor de Solano.

El 1 de noviembre del 2011, Álvarez firmó contrato con la FDA como Director de Planeación Estratégica, cuyos servicios los prestó hasta el 29 de enero del 2012.

Dejó la entidad por un supuesto despido intempestivo y cobró una liquidación de USD 9 361,38. Pero de inmediato fue contratado como gerente administrativo, con la firma de Solano. Por eso, el Ministerio del Deporte le abrió un proceso administrativo.

Esa y otras arbitrariedades fueron denunciadas por Alberto González, presidente de la Asociación de Ciclismo del Azuay. Él entregó toda la documentación al gobernador del Azuay, Humberto Cordero, quien la hizo llegar al ministro del Deporte, José Francisco Cevallos. Este, el martes pasado, posesionó a Carlos Lara Tapia como nuevo interventor y estará hasta el próximo 3 de abril.

En la actualidad, la mayoría prefiere callar. Eriel Grenier, Carlos Chica y Édison Samaniego, director del Departamento Técnico Metodológico, estratega de lucha y empleado, en su orden, no dieron declaraciones a este Diario. Lo harán tras las elecciones del próximo jueves 29. Esa es la disposición del actual interventor.

Quien sí decidió hablar fue Rafael Maldonado, técnico de natación, quien hace dos años encabezó una protesta de empleados que terminó con la toma de las oficinas de la FDA, por tres días. “Lo que siempre pedimos fue estabilidad laboral, porque hemos vivido vergüenzas ajenas. Los dirigentes se olvidaron de que el deporte es servicio y no poder”.

Ángel Matute, estratega de triatlón, reconoció que sus deportistas recibieron apoyo de quienes estuvieron al frente de la entidad. Sin embargo, “siempre reinó la intranquilidad”. Además, conoce de las vicisitudes que vivieron sus colegas de lucha, atletismo, etc.

Según Guillermo Jaramillo, ex presidente de la FDA, en los últimos 10 años los deportistas no han sido atendidos como se merecen. Por eso, asegura, “todos los deportes han bajado su nivel. Ni siquiera se figura a escala nacional en tiro, tenis de mesa, ciclismo..., salvo individualidades”.

Jaramillo y Cañizares coinciden que para recuperar la imagen del deporte azuayo se requiere gente que conozca la realidad deportiva de la provincia. El primero dijo que se trata de “gente que ha venido ha ganar dinero” y Cañizares agregó que “se han cometido barbaridades jurídicas”.


La cronología

Septiembre 2008
El 17 septiembre del 2008 se impidió sufragar a John Jarrín, Luis Hidalgo y Rodrigo Carpio, presidentes de las asociaciones de Ciclismo, Lucha y Ajedrez. Por eso, la elección se declaró nula.

11 de mayo del 2009
La Fedenador encarga la presidencia de la FDA a Vicente Berrezueta (foto izq.). Marco Chango (der.) se resistió a dejar el cargo. Por 15 días la entidad tuvo a los dos como presidentes.

5 de octubre 2012
El Ministerio del Deporte nombró interventor de la FDA a Gabriel Solano. Por supuestas irregularidades en la elección del Directorio, Juan Sánchez quedó fuera de la Presidencia.

20 de marzo 2012
José Cevallos, ministro del Deporte, posesionó a Carlos Lara como nuevo interventor de la FDA, quien estará hasta el 3 de abril. En la posesión, Cevallos lamentó el momento crítico que vive el deporte azuayo.


Punto de vista

Mario Pons / Ex ciclista azuayo

‘Azuay ha retrocedido por problemas dirigenciales’


Me da pena saber de las vicisitudes que viven mis amigos deportistas, técnicos y gente vinculada con el deporte en Azuay. Por eso, en los últimos años el deporte azuayo ha retrocedido en la mayoría de disciplinas. Acá en Colorado Springs, EE.UU., me entero de todo a través de la Internet.

En mi tiempo, el ciclismo ganaba medallas panamericanas y sudamericanas. Ahora hay pocas individualidades. Igual ocurre en tiro, tenis de mesa y otros deportes, que ni siquiera logran triunfos a escala nacional. En la actualidad, de lo que conozco, los directivos están más preocupados en figurar, viajar y sacar ventaja en lo que puedan.

Los deportistas están en segundo plano. Más de una vez he recibido en Colorado a judocas y luchadores, quienes no tuvieron apoyo dirigencial. Durante mi carrera, la dirigencia tenía otro concepto: priorizaba al deportista y al técnico. Azuay tiene deportistas élite por esfuerzo propio.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)