9 de noviembre de 2017 15:17

Hamilton y Brasil, el ‘paraíso’ soñado para el flamante campeón del mundo

Personas toman fotos del automóvil Mercedes AMG (44) del piloto británico Lewis Hamilton, en el circuito de Interlagos en Sao Paulo, Brasil, el 9 de noviembre de 2017, antes del Gran Premio de Brasil de Fórmula Uno del domingo. AFP

Personas toman fotos del automóvil Mercedes AMG (44) del piloto británico Lewis Hamilton, en el circuito de Interlagos en Sao Paulo, Brasil, el 9 de noviembre de 2017, antes del Gran Premio de Brasil de Fórmula Uno del domingo. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Dos semanas después de conquistar su cuarto título mundial de Fórmula 1, Lewis Hamilton volverá a acaparar todos los focos por varios motivos este fin de semana, cuando encabece la tentativa de Mercedes por consolidar su dominio en el Gran Premio de Brasil.

El británico de 32 años, que se aseguró su tercer mundial con las “Flechas de Plata” al acabar noveno en el GP de México, ya negó las acusaciones de evasión fiscal que siguieron a la publicación de los “papeles del paraíso”, aunque continúa en mitad de la polémica.

Su comportamiento y cada uno de sus gestos serán escrutados al milímetro en el concurrido ‘​paddock’ de Interlagos, tanto como si el título estuviera aún en juego.

Según esta investigación periodística internacional basada en la filtración de millones de documentos, Hamilton habría empleado una empresa pantalla en la isla de Man para evitar el IVA cuando compró un jet privado de más de 18 millones de euros (USD 20,97 millones al cambio actual). Es decir, que se habría ahorrado algo más de 4 millones (USD 4,66 millones al cambio actual), según el diario The Guardian.

Los representantes del piloto reaccionaron inmediatamente afirmando que sus movimientos siempre han sido legales.

Muy popular en Brasil, debido a su gran admiración por el mítico Ayrton Senna, Hamilton está decidido a no permitir que nada afecte su preparación para la carrera, aunque haya pasado buena parte del tiempo entre las dos pruebas latinoamericanas del Mundial viajando, celebrando y relajándose con los suyos, como él mismo contó durante un evento con un patrocinador en Sao Paulo.

“Lo más importante es que estoy regresando de pasar un gran momento con mi familia y amigos, y que tengo esta enorme ola de energía positiva que nadie puede quebrar. Así que estoy únicamente concentrado en tratar de ganar la carrera”, afirmó el miércoles.

Sonriente y sin huir de las preguntas comprometedoras, el flamante campeón se mostró tranquilo frente a la tormenta.

“Esto no me distrae de mis valores fundamentales y de lo que estoy haciendo aquí, que es tratar de ganar este Gran Premio de Brasil por segunda vez”, añadió.

De que se sienta en casa se ocuparán no solo sus hinchas sino también la familia de su ídolo Senna, con la que mantiene un fuerte vínculo debido a su constante contribución por mantener viva la memoria del carismático tricampeón brasileño.

“Siempre estuvimos contigo en tus grandes momentos”, recordó en el acto Viviane, hermana del piloto fallecido y presidenta del Instituto que lleva su nombre.

Despedida

Para Mercedes, el trabajo seguirá con la misma intensidad ya que pretenden aprovechar estas dos últimas carreras para preparar la estrategia de defensa de sus títulos mundiales el próximo año.

“Dentro del equipo estamos mirando a los dos próximos fines de semana de carrera como los primeros dos grandes premios de 2018, tenemos dos pruebas que estamos determinados a ganar para llevar el impulso positivo hasta el invierno”, afirmó el jefe del equipo, Toto Wolff.

“Cada vez que corremos lo hacemos para ganar. Esa es la mentalidad”, añadió.

Con el objetivo de ser “más inteligentes”, en Mercedes podrían probar nuevas partes aerodinámicas, equipamientos para las paradas en ‘boxes’ y diferentes técnicas.

Contra ello, tanto Ferrari como Red Bull podrían lanzar sus propias apuestas innovadoras para mejorar el rendimiento en la que puede ser una de las pruebas más competitivas de la temporada, con Sebastian Vettel y Max Verstappen desesperados por ganar de nuevo.

Mientras que el tetracampeón alemán ha visto cómo fracasaba su intento por conquistar su quinto título, pese a la gran velocidad de su Ferrari, Verstappen -triunfador en dos de las últimas cuatro pruebas- está deseando aprovechar ese impulso para alargar su racha, ahora que ya tiene firmada su renovación con Red Bull.

Aunque el título ya no está en juego, la apretada lucha por los puestos que quedan por decidir promete dejar momentos espectaculares.

El propio Verstappen ya disfrutó de la lluvia del año pasado en Interlagos con una atrevida estrategia que acabó dándole el tercer puesto del podio en el Autódromo José Carlos Pace, donde Hamilton ganó su primer mundial con un trepidante adelantamiento en la última curva de 2008.

Gran perjudicado de aquel año -al ver cómo se le escapaba el título pese a vencer la carrera-, la de este domingo será la última prueba en casa para el ídolo local Felipe Massa.

Único brasileño ahora en la parrilla, el piloto de 36 años anunció el sábado que se retirará de la Fórmula 1 al final de la temporada, esta vez definitivamente, tras su primer intento del año pasado.

Con su salida, el gigante sudamericano se queda sin representación en la máxima categoría del automovilismo por primera vez desde 1970, mientras Williams busca titulares para su segundo monoplaza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)