18 de marzo de 2016 17:11

Hamilton dominó bajo la lluvia en las primeras prácticas del GP de Australia

Lewis Hamilton, piloto británico de la escudería Mercedes AMG GP de Fórmula 1, participa en la segunda sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Australia celebrada en el circuito de Albert Park en Melbourne, Australia. EFE

Lewis Hamilton, piloto británico de la escudería Mercedes AMG GP de Fórmula 1, participa en la segunda sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Australia celebrada en el circuito de Albert Park en Melbourne, Australia. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El británico Lewis Hamilton, actual campeón del mundo de Fórmula 1, dominó el viernes 18 de marzo del 2016, los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Australia, primero de la temporada en la categoría reina del automovilismo.

El piloto de Mercedes fue el más rápido tanto por la mañana como por la tarde, aunque en un día de cambiantes condiciones meteorológicas, con viento, lluvia y de nuevo sol, los datos obtenidos por las escuderías son de relativo valor.

Por la tarde, Hamilton dejó en segundo lugar al sorprendente Force India del alemán Nico Hülkenberg, que mostró solidez en el hoy complicado circuito de Albert Park y se ubicó a 0,467 segundos del campeón mundial. "Ha sido un buen día.

El auto tuvo un buen rendimiento y, si bien no hemos dado una gran cantidad de vueltas, fueron sesiones bastante constructivas", evaluó Hamilton. "Espero que mañana esté más seco y podamos devolver algo a los fans que afrontaron el mal clima hoy", añadió.

En su primera sesión del campeonato, el británico aseguró sentirse feliz como un niño. "Estoy entusiasmado de estar aquí y de volver a subirme al coche. En el garaje me sentí como un niño a punto de abrir su regalo de Navidad", describió. El tercer mejor tiempo lo marcó el finlandés Kimi Räikkönen con su Ferrari.

Revise aquí una infografía de la agencia AFP del Mundial de Fórmula 1 2016

Su compañero en el equipo italiano, el alemán
Sebastian Vettel, tuvo que conformarse con el octavo puesto. Peor fue la jornada para el también alemán
Nico Rosberg, actual subcampeón mundial. El piloto de Mercedes perdió el control de su bólido en la sesión de la tarde y destrozó el alerón delantero. En la tabla de tiempos se quedó en la decimoquinta plaza.

"No ha sido un buen comienzo de fin de semana para mí. Fue difícil con tanta humedad. Es una pena haber perdido el control del coche en la segunda sesión", señaló Rosberg.

"El alerón delantero quedó dañado, así que los muchachos tendrán algo de trabajo extra esta noche. Mis disculpas y agradecimientos a ellos por su trabajo duro", añadió frustrado el alemán. El español Fernando Alonso tuvo una buena jornada a bordo de su McLaren y logró el séptimo y sexto mejor tiempo en la primera y segunda sesión, respectivamente.

"Estamos bastante contentos después de hoy. Es agradable estar de vuelta en Melbourne. A veces cuando vas a un circuito distinto después de los tests te llevas una sorpresa agradable y, a veces, una desagradable. Pues hoy nos hemos llevado una sorpresa agradable", señaló el doble campeón mundial.

Su compañero, el británico Jenson Button, también logró uno de los mejores ocho tiempos en ambas sesiones, lo que ilusiona a McLaren con dejar atrás su negro 2015.

Sin embargo, Alonso advirtió que la jornada de hoy no permitió sacar demasiadas conclusiones. "Completamos nuestro programa más o menos ya que hubo un par de cosas que nos pudimos realizar debido a que no rodamos lo suficiente en seco, pero ha sido lo mismo para todos y, con suerte, completaremos nuestras verificaciones de frenada y control de altura mañana", dijo el español.

Equipos como Renault, Williams, Sauber y Toro Rosso, en tanto, no registraron tiempos en la segunda sesión al no poder utilizar los neumáticos secos que tenían preparados.

Mañana se disputarán los terceros y últimos entrenamientos libres y la clasificación, que introducirá parcialmente el nuevo formato inaugurado en 2016. Como hasta ahora, la clasificación durará 60 minutos y estará dividida en tres períodos, la Q1, la Q2 y la Q3.

Sin embargo, en vez de una eliminación en bloque al final de cada ronda, los pilotos serán eliminados de uno en uno hasta que sólo queden los dos monoplazas más rápidos de la jornada luchando por la 'pole position'. En Australia, no obstante, se mantendrá el esquema tradicional en la Q3, que es la que define los primeros lugares de la carrera del domingo. Además, durante el Gran Premio se introducirá la nueva norma que limita la comunicación por radio entre el equipo y los pilotos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)