6 de noviembre de 2017 15:02

Adrian Newey: ‘Siempre me sentiré responsable de la muerte de Ayrton Senna’

Imagen de Adrian Newey, ingeniero y diseñador de autos de Fórmula 1, tomada de la cuenta de Twittter @John_Stickel

Imagen de Adrian Newey (izq.), ingeniero y diseñador de autos de Fórmula 1 y Ayrton Senna (+) (der.), tomada de la cuenta de Twitter @TheBestF1es

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Infobae - Red de Noticias Albavisión

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Adrian Newey era el jefe de diseño y desarrollo de Williams en 1994 y actualmente es el ingeniero más cotizado de la Fórmula 1.

En su libro llamado “How tu build a car” (Cómo construir un auto) el británico Adrian Newey le dedicó un capítulo a la muerte del piloto brasileño Ayrton Senna, de la cuál, según él, fue responsable.

“Fui uno de los altos ejecutivos de un equipo que diseñó un auto en el que un gran hombre murió. No importa si esa columna de dirección causó el accidente o no, es imposible olvidar el hecho de que era una pieza de diseño mala, que nunca debería haberse permitido en el auto”, escribió el actual director técnico del equipo Red Bull Racing de Fórmula 1.

Las pericias sobre el accidente ocurrido en el Gran Premio de San Marino de 1994 que acabó con la vida del brasileño determinaron que la barra de dirección del monoplaza, que se había reutilizado de un diseño anterior, se rompió.

Imagen de Adrian Newey (izq.), ingeniero y diseñador de autos de Fórmula 1 y Ayrton Senna (+) (der.), tomada de la cuenta de Twitter @TheBestF1es

Imagen de Ayrton Senna (+) (der.), tomada de la cuenta de Twitter @TheBestF1es

El eterno debate gira entorno a si eso provocó el accidente, o fue una consecuencia del impacto. “Me sentiré siempre responsable de la muerte, pero no culpable”, sostuvo Newey, uno de los encargados en diseñar el auto. “De lo que me siento más culpable no es de que un posible fallo de la columna de dirección fuera la causa del accidente, porque ese no es el caso, sino porque fallé en la aerodinámica del coche. Metí la pata en la transición entre la suspensión activa y la vuelta a la suspensión pasiva; diseñé un auto que era aerodinámicamente inestable, en el que Ayrton intentaba hacer cosas que no se podían hacer. Y de hecho no fue capaz”, aseguró.

La Justicia absolvió con el tiempo al ingeniero británico junto con Patrick Head, director de ingeniería de Williams y Frank Williams, fundador y mánager de la escudería.

Sin embargo, el accidente ocurrido en la curva Tamburello durante la séptima vuelta del Gran Premio de San Marino de 1994 aún resuena en la mente de los protagonistas de aquella carrera y en los millones de fanáticos de la Fórmula 1 y del deporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)