25 de December de 2013 09:40

Experto dice que el calor no será un problema en el Mundial de Catar 2022

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

No existe ninguna contraindicación para la práctica del deporte bajo altas temperaturas, explicó a la AFP Jean Racinais, fisiólogo francés instalado en Catar, sobre la polémica que existe alrededor de la la Copa del Mundo 2022 que organizarán los Emiratos Árabes Unidos.

Si finalmente se disputa en verano se esperan temperaturas de hasta 50 grados durante la competición en Catar, los estadios estarán aclimatados y los jugadores tendrán que prepararse para este calor, precisó el experto, empleado de la clínica deportiva de Doha, Aspetar.

¿Es peligrosa la práctica del fútbol a 50 grados?

Existen varios ejemplos que demuestran que es posible practicar deporte en condiciones extremas. Hemos hablado mucho del calor y de la humedad durante los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. Se escribió en todos lados que sería imposible correr el maratón en menos de tres horas. El tiempo final fue de 02:06, récord olímpico por tres minutos. Por lo que es posible.

Eso demanda la preparación de los equipos y de los atletas. No sólo deberán preparar a sus cuerpos a reaccionar sino también a aumentar sus capacidades de reacción. Vamos a aumentar la capacidad corporal de disipar el calor. Las glándulas sudoríparas, que nos permiten sudar, van a aumentar su nivel de actividad. Vamos a ser capaces de disipar más calor.

La persona va a reducir la concentración de electrólisis en su sudor, es decir, va a ser capaz de mantener su nivel de sales minerales. En todos los intentos que hemos realizado, incluyendo aquellos realizados en mitad del día, entre las 12:00 y las 14:00, no hemos constatado nunca ninguna patología ligada con el calor.

El problema de este entorno caliente es que va a limitar la capacidad del deportista a regular su temperatura corporal. Pero los climas tropicales son más perjudiciales para la práctica del deporte que los climas secos y calientes.

¿Una competición durante el verano, por lo tanto, se puede disputar?

Esto va a demandar una gestión particular. Los atletas van a tener que adaptarse al calor entrenándose en lugares calientes. Algunos van a adaptarse muy deprisa mientras que otros lo harán más lentamente. La duración media va de los 10 días a las dos semanas. Si comparamos un partido en un entorno templado y un partido en un entorno caliente, constatamos que el nivel de fatiga al final del partido y la recuperación en las siguientes 24 y 48 horas sigue siendo el mismo.

Los equipos van a tener que adaptar, por lo tanto, sus estrategias de recuperación pero van a ser capaces de jugar con la misma frecuencia. Van a recorrer distancias menores pero van a poder esprintar a la misma velocidad. Incluso más deprisa. En entornos calientes, la media de pases exitosos es superior. Los equipos corren menos y la presión del rival también es menor.

¿Qué le pasaría a un jugador que no estuviera preparado?

Durante un partido de fútbol, la actividad en sí misma es bastante compleja. Un individuo que no esté preparado va a tener que reducir su actividad total. Un jugador que corre una media de 10 kilómetros durante un partido, en un entorno caliente va a correr aproximadamente unos 9 o 9,2 kilómetros.

Lo que es muy interesante, ya que los jugadores reservan sus energías para las fases importantes de los partidos. Las acciones decisivas seguirán siendo las mismas pero, entre ellas, los jugadores reducirán su actividad.

La competición en verano será entonces complicada, sobre todo, para los espectadores...

Probablemente. Los que tengan un nivel físico inferior y no estén acostumbrados al calor tendrán más dificultades. Los espectadores serán los que más se beneficien de los avances tecnológicos, como el enfriamiento de los estadios o las zonas ventiladas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)