26 de April de 2013 15:24

Una evolución que no conoce fronteras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde poco después de los inicios de la automoción moderna, aparecieron en Estados Unidos las primeras transformaciones sobre vehículos de serie que sustituirían la parte trasera por una plataforma de carga. Con esta innovación se iniciaba el camino de un segmento que acabó por ser el vehículo favorito de los estadounidenses, y que a través del tiempo ha ganado adeptos en todo el mundo, incluido Ecuador.

Las primeras pick-up se crearon sobre bases del Ford T y A, a los que se sustituía la parte trasera por una plataforma de carga. Este sencillo invento permitía a muchos usuarios transportar de una forma rápida y cómoda las mercancías de su negocio o granja.

Durante estos primeros años, esas incipientes pick-up demostraron a todos su polivalencia de uso y acabaron por conquistar a un público que ya no entendía la historia de la automoción sin ellas.

Por ejemplo, a finales de los años 40, Ford creó la serie F, con su modelo ícono la F-150 Regular Cab. Más tarde, a inicios de los 50 Chevrolet lanzó el modelo 3800, con motor un seis cilindros de 90 HP. A finales de esa década, en Japón se estaba preparando una revolución. Datsun (Nissan) lanzó su pick-up. A diferencia de los V8 estadounidenses, la Datsun era una discreta cuatro cilindros de 1 000 cm3 y 37 caballos de potencia.

En la actualidad, son vehículos que ofrecen un confort y una habitabilidad sin reproches; junto con su proverbial capacidad de carga, ampliando un poco más el campo, se abren nuevas vías de evolución con prototipos sorprendentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)