22 de July de 2010 00:00

La etapa en los Pirineos franceses es decisiva

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Pau. Francia.

La jornada 17 del Tour de Francia, que se corre hoy, podría ser definitiva para conocer al campeón de este año. Ocho segundos separan al ciclista Andy Schleck, del líder Alberto Contador.

El luxemburgués Schleck explicó ayer que espera recuperar el ‘maillot’ amarillo en la etapa de Tourmalet, un paso montañoso de los Pirineos franceses con una altitud de 2 115 metros sobre el nivel del mar.

“No puedo esperar un mal día de Contador. Solamente me queda una oportunidad”, señaló Schleck, refiriéndose a la jornada de hoy. Sin embargo, el ciclistas del equipo Bbox también resaltó que la contrarreloj del sábado podría ser trascendente para conocer al vencedor. “Haré una buena contrarreloj pero Alberto (Contador) es un especialista. Si tuviera un minuto de diferencia estaría contento” , señaló.

De la misma manera, el actual escolta cree que aún no ha dado todo lo que puede. “En las ascensiones aún puedo más. Cuando mi cadena se rompió tuve 50 segundos de retraso, cuando llegué a la cima tenía 15. Remonté una gran diferencia”, aclaró el ciclista de 25 años.

El luxemburgués también comentó que hoy, en la última etapa de montaña del Tour, arriesgará aunque pierda la segunda plaza. “No creo que la pierda pero sería una posibilidad. Estoy en muy buena forma”, insistió.

El español Contador, por su parte, indicó que intentará asegurar la carrera en la alta montaña. Sin embargo, aclaró que lo más importante para él es ganar la etapa final en París. El español hizo estas declaraciones ayer, en una jornada de descanso que tuvieron todos los ciclistas.

El martes, en la etapa 16, Contador conservó el ‘maillot’ amarillo de líder de la general.

En esa jornada el francés Pierrick Fédrigo ganó la etapa, de 195,5 kilómetros con un registro de cinco horas, 31 minutos y 43 segundos (5:31:43). Junto con él, en pelotón, ingresaron ocho ciclistas, entre ellos el ocho veces ganador del Tour, el estadounidense Lance Armstrong, quien se ubicó sexto ese día.

En esa jornada, que se disputó entre Bagnères-de-Luchon y Pau, Schleck llegó en el puesto 21, seguido por Contador. Ambos ciclistas arribaron ese día a la meta seis minutos y 45 segundos después del francés Fédrigo.

Para la etapa de hoy, en el mítico puerto del Tourmalet, se ha anunciado la presencia del presidente francés Nicolás Sarkozy.

Sarkozy es un aficionado declarado del ciclismo y usualmente rinde visita a la ‘Grande Boucle’ (como le llaman también a la competencia), para, de paso, manifestar su apoyo a los organizadores y mostrarse en contra del dopaje en el deporte.

Desde su elección como presidente, Sarkozy en 2007 siguió los últimos kilómetros de la novena etapa entre Val d’Isère y Briançon y repitió el año pasado, en la etapa 17 entre Bourg-Saint-Maurice y el Grand-Bornand.

En el 2008 no pudo arrimarse a una etapa del Tour debido a una cargada agenda política.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)