9 de julio de 2018 00:00

Cuatro estilos exitosos en semifinales

Bélgica eliminó a Brasil y a Japón con contragolpes. Foto: AFP

Bélgica eliminó a Brasil y a Japón con contragolpes. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘Diablos Rojos’ tienen el mejor ataque

El equipo del español Roberto Martínez llega a semifinales después de 32 años con el mejor y más efectivo ataque del torneo. Los denominados ‘Diablos Rojos’ han marcado 14 goles en cinco partidos y se perfilan como favoritos para levantar el trofeo.

De los cuatro semifinalistas, los belgas son los que más ocasiones de gol han generado. Dispararon 85 veces, de las cuales 33 remates fueron al arco. Martínez logró que su selección encuentre espacios para juego asociado y contragolpes rápidos.

Además cuentan con Romelu Lukaku, el segundo goleador del torneo, con cuatro tantos en la fase de grupos y Eden Hazard, el cerebro de esta escuadra y goleador con dos tantos.

Es decir, defensores y mediocampistas han colaborado en ataque. Así llegaron los otros siete tantos del equipo. Además son contundentes y precisos al rematar al arco.

En defensa, el equipo ha tenido problemas. También es el semifinalista que más goles recibió. El equipo sufrió anotaciones en contra cinco veces (dos de Túnez, dos de Japón y uno de Brasil). Esto, a pesar de lograr 87 recuperaciones de balón en el medio campo.

Tienen una efectividad del 88% de pases. Generaron 2 096 correctos y fallaron en 285 ocasiones.

Son además el tercer equipo, entre los cuatro finalistas, que más faltas cometió. Fueron 72 veces que la pelota se detuvo por culpa del juego brusco del equipo del español Martínez.

Juego aéreo es su arma más letal

Los inventores del fútbol llegan a semifinales pregonando el juego limpio. En esta edición de la Copa del Mundo han cometido 53 faltas y han recibido apenas cinco tarjetas amarillas.

El DT Gareth Southgate trata de evitar confrontaciones. De las cinco amarillas recibidas por sus pupilos, tres fueron en octavos de final ante Colombia y una ante Suiza, en cuartos de final. Las otras dos fueron recibidas en fase de grupos.

Los ingleses recibieron 69 faltas que fueron aprovechadas por sus jugadores. Harry Kane, el goleador del torneo, marcó tres de los 11 goles marcados por su selección desde los 12 pasos.

Una de las principales fortalezas del equipo de los tres leones es el juego aéreo. Cinco veces marcaron de cabeza. Southgate perfeccionó las jugadas de pelota detenida en la que sus espigados delanteros son protagonistas.

“ Las jugadas a balón parado están muy trabajadas ”, dijo Kane, el goleador del Tottenham.

Apenas tres tantos fueron marcados de jugada colectiva. Clasificaron a esta fase después de 28 años gracias a los goles de cabeza de Harry Maguire y Dele Alli. Uno de ellos nació de un tiro de esquina.

Junto a Bélgica, son los dos equipos que más posesión de balón tuvieron en cuartos de final. Tuvo una efectividad de pases del 88%. Solo fallaron en 319 ocasiones de los 2316 que hicieron durante el torneo.

Los ingleses tienen la oportunidad histórica de ganar su segundo título mundial.

Velocidad y eficacia en el juego ‘galo’

Didier Deschamps podría transformarse en el tercer entrenador en la historia del fútbol en levantar un título mundial como DT después de lograr el máximo título como jugador. Ya lo hicieron Mario Zagallo, con Brasil y Franz Beckenbauer con Alemania.

Los franceses gozan de buena velocidad y juego colectivo. En esta edición de la Copa del Mundo marcaron ocho goles, de los cuales cinco llegaron de jugada, uno de pelota detenida y dos de penal.

Deschamps encontró en Kylian Mbappé a su motor de juego. Él le imprime velocidad al fútbol de los franceses. Además cuenta con Antoine Griezman, que se ubica bien en el área rival para los remates.

El contragolpe es su mejor arma. Así le anotaron tres tantos a Argentina y eliminaron a Uruguay en los octavos y cuartos de final respectivamente.

El ofensivo del equipo PSG es uno de los que más distancias recorre en el terreno de juego. En lo que va del torneo acumula 34,2 kilómetros.

Si no llegan con juego colectivo, hacen daño con remates de media distancia. Así le marcaron a Franco Armani y Fernando Muslera, los goleros de Argentina y Uruguay.

“Dentro del equipo también hay jugadores con espíritu competitivo que están dispuestos a darlo todo. Sin tener un espíritu fuerte, un equipo no puede tener buenos resultados a nivel internacional”, dijo Deschamps.

Francia vuelve a semifinales después de 12 años.

Croatas, expertos en pelota detenida

El equipo del DTZlatko Dalic perfeccionó el juego asociado y utilizó como arma principal la pelota detenida. Los balcánicos son los que más faltas en contra recibieron (80), en los cinco partidos disputados.

Además son expertos en remates de media distancia. Luka Modric, Iván Rakitic y Mario Mandzukic se han transformado en guías de este histórico momento del fútbol croata.

Modric, con todos los reflectores encima, ha marcado dos tantos en esta copa y es el goleador de su selección. Además es quien teje los hilos en el medio campo.

Su visión de juego es lo que hace a este equipo letal. Pases en diagonal y a profundidad complican a los defensas rivales. El juego brusco también es su forma de descontrolar al contrincante.

Además de ser los que más fouls reciben, también son los semifinalistas que más faltas han cometido. Esto hace que también sean los más amonestados de esta Copa del Mundo.

Tienen 12 tarjetas amarillas y han generado 78 faltas. Esto responde al tipo de juego que proponen en la cancha. Combativos y siempre en búsqueda del arco rival hacen de Croacia uno de los candidatos a ganar el torneo de la FIFA.

Son el segundo equipo que más veces remató. Dispararon 78 veces y tuvieron 19 ocasiones de gol. No son tan contundentes, pero han logrado consolidar su estilo de juego y han sido efectivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)