15 de noviembre de 2016 17:31

Esteban Dreer estuvo atento para corregir errores de la defensa de la 'Tri'

Esteban Dreer se agacha para atrapar el balón en el partido entre Ecuador y Venezuela en el estadio Atahualpa el 15 de noviembre del 2016. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Esteban Dreer se agacha para atrapar el balón en el partido entre Ecuador y Venezuela en el estadio Atahualpa el 15 de noviembre del 2016. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 20
David Landeta

El inicio del partido entre Ecuador y Venezuela no fue el mejor para la zaga de la 'Tri', pero el golero Esteban Dreer estuvo atento para frenar los ataques del equipo 'llanero', provocados por errores en la zona de volantes y de defensa de la Selección ecuatoriana. Los contragolpes venezolanos pusieron en apuros al equipo dirigido por Gustavo Quinteros.

Por el costado izquierdo el delantero Josef Martínez, de la 'Vinotinto', se escapó de la marca de Juan Carlos Paredes durante todo el cotejo. John Murillo hacía lo propio y generaba jugadas peligrosas en la zona defendida por el 'Cunti' Caicedo, a la derecha, y silenciaban a los asistentes al Olímpico Atahualpa que, a diferencia de otros partidos de la Selección no lució lleno.

Al 17 el arquero de Emelec estuvo concentrado y detuvo un potente remate de Tomas Rincón, que se escapó de la marca de Walter Ayoví y pateó al ángulo inferior derecho del arco protegido por Dreer, ante los gritos de los cerca de 2 000 venezolanos se ubicaron en la zona sur de la preferencia del 'coloso del Batán' y que no paraban de saltar y alentar durante todas las llegadas de su Selección.

En la primera etapa el arco norte del Atahualpa estuvo protegido por Daniel Hernández, arquero de la 'Vinotinto'. El guardameta venezolano tuvo pocas acciones para mostrar su habilidades; a pesar de los constantes ataques de la Tri que estuvieron caracterizados por la falta de puntería de Felipe Caicedo, por el centro del área visitante y de Renato Ibarra por el costado derecho.

Así terminó la primera etapa del partido entre ecuatorianos y venezolanos que, a diferencia de otras tardes en el estadio que vio clasificar a Ecuador a sus tres mundiales, estuvo silencioso, a pesar de la buena asistencia de hinchas que llenaron la general norte, sur, la mitad de la preferencia y gran parte de la tribuna de un calmado estadio Olímpico Atahualpa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (5)