30 de mayo de 2014 17:59

España gana 2-0 a Bolivia con fatiga y alimenta el debate del nueve

La Selección de España ganó 2-0 a Bolivia en un partido amistoso. Foto: EFE

La Selección de España ganó 2-0 a Bolivia en un partido amistoso. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
DPA
Sevilla

La selección española de fútbol ganó hoy 2-0 a Bolivia en su primer amistoso de preparación para el Mundial, una cita en la que el combinado de Vicente del Bosque evidenció que todavía le queda trabajo para llegar en la mejor condición a Brasil.

El partido, jugado en el estadio Sánchez Pizjuán de Sevilla, se resolvió con un discutido penal transformado por Fernando Torres al comienzo de la segunda parte y luego Andrés Iniesta sentenció con un vistoso tanto un partido en el que España volvió a evidenciar que le falta gol.

Su mejor juego se vio cuando prescindió de un delantero puro. Del Bosque alineó a un equipo muy competitivo teniendo en cuenta las ausencias de los jugadores de Real Madrid y Atlético, más el todavía débil estado físico de futbolistas como Iniesta, Sergio Busquets o Jordi Alba, entre otros.

Lo más llamativo fue el debut del mediocentro Ander Iturraspe, quien demostró que tiene jerarquía para ir al Mundial. El seleccionador español dará mañana la lista definitiva con los 23 futbolistas que viajarán a Brasil y quizá Iturraspe sea una de las sorpresas.

En estas horas, las especulaciones serán múltiples, en especial con el espinoso asunto de los delanteros. Torres fue titular ante Bolivia y no se puede decir que su actuación despejara incógnitas, por más que marcara de penal en la segunda parte.

No consiguió transmitir seguridad para el puesto más indefinido de la selección española. Diego Costa sigue siendo la esperanza de Del Bosque y los médicos, de acuerdo con su estado físico, decidirán en estas horas si será el "nueve" español.

El encuentro transcurrió conforme a lo esperado. España acaparó la posesión, como casi siempre, pero evidenció que todavía está en los albores de su preparación para el Mundial. Aun así, le alcanzó para generar un buen número de ocasiones, aunque demostró que le cuesta mucho hacer goles.

Es su eterna asignatura pendiente y a ello contribuye la falta de un delantero de plenas garantías. Sus mejores ocasiones en la primera mitad, y esto sí fue más sorprendente, llegaron con disparos desde fuera del área.

También con varias faltas. Lo intentaron Xavi Hernández, Santi Cazorla y Juan Mata, sin éxito. Y curiosamente la mejor ocasión española la tuvo un lateral, César Azpilicueta, quien estrelló un remate en la parte exterior del palo.

Torres pudo adelantar a España al borde del descanso con un sencillo remate de cabeza que sin embargo no ajustó a un palo, facilitando la intervención del arquero boliviano, Romel Quiñones. Bolivia actuó como el "sparring" deseado: dejó jugar y tampoco hizo faltas. Pero España, falto de preparación, nunca encontró durante la primera mitad la forma de desbordar al contrario con juego elaborado y presencia en bandas.

Facilitó mucho el juego defensivo de su rival. España contó con la ayuda del árbitro, el albanés Lorenc Jemini, para adelantarse en el marcador. Hubo un ligero contacto en el área de Luis Gutiérrez con Javi Martínez y el colegiado ordenó el penal.

Xavi Hernández entendió las dificultades por las que atraviesa Torres y le dejó que lanzara. Marcó con serenidad a los 50 minutos. Pero tres minutos más tarde el delantero del Chelsea erró una clamorosa ocasión cuando se quedó solo delante de Quiñones. Mandó el balón alto cuando el remate parecía más que sencillo. Para entonces ya estaba en el campo Iniesta.

Después entró en el campo Cesc Fábregas y se retiró Torres, con lo que España pasó a jugar sin un delantero definido. O con eso que en el fútbol contemporáneo se conoce como "falso nueve". Mejoró España con este dibujo, que incluyó también la presencia de David Silva.

Las combinaciones se hicieron más ágiles y Bolivia pasó un mal rato. Apenas pasó del centro del campo. El final del partido se hizo largo por las sustituciones y una de ellas permitió otro debut en España, el del extremo Gerard Deulofeu, una de las mayores promesas locales, que no tuvo muchas oportunidades de entrar en juego.

Lo mejor del encuentro ocurrió a los 83 minutos. Fue el segundo gol español, anotado por Iniesta con un bonito disparo ajustado al palo izquierdo de Quiñones, quien fue un espectador más.

Pudo completar la goleada Sergio Busquets, con un remate postrero al palo. El encuentro se fue sin casi emoción y para los minutos finales los hinchas españoles ya debatían sobre la lista de 23 de Del Bosque.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)