24 de abril de 2016 00:00

Esmeraldas y Manabí, las provincias que nutren al fútbol

El esmeraldeño José Angulo (izq.) es uno de los jugadores revelación del torneo. Se enfrenta a su coterráneo Geovanny Caicedo. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El esmeraldeño José Angulo (izq.) es uno de los jugadores revelación del torneo. Se enfrenta a su coterráneo Geovanny Caicedo. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Álex Puruncajas

José Angulo salió del recinto San Francisco, ubicado en el cantón esmeraldeño San Lorenzo, cuando tenía 16 años, en el 2011. Dejó a sus padres y a sus amigos con la promesa de que llegaría al fútbol de Primera División, tal como lo hicieron los esmeraldeños Juan Carlos Paredes, Frickson Erazo, Pedro Quiñónez y Énner Valencia.

El delantero cumplió su propósito, al igual que varios de sus coterráneos. Ahora, juega en Independiente del Valle y es uno de los esmeraldeños que integran plantillas de los equipos de la Primera División (Serie A y Serie B).

De los 696 futbolistas inscritos por los clubes, 212 pertenecen a la ‘Provincia Verde’. Son la mayoría. Luego, están los jugadores de Guayas, Pichincha y Manabí, el principal sector afectado por el terremoto que sacudió al país el pasado sábado.

Los entrenadores y cazatalentos –explican- se fijan en ellos por sus condiciones físicas y sus metas por sobresalir. En los clubes de Quito, Guayaquil y otras ciudades, los técnicos pulen su técnica para que lleguen a la élite.
Cuando el ‘Tin’ Angulo, ahora con 21 años, dejó su tierra natal se propuso mejorar su calidad de vida para contribuir a su provincia, también afectada por el movimiento telúrico.

Su desafío era mostrarse ante los grandes. Y así lo hará el jueves cuando se enfrente a River Plate por los octavos de final de la Copa Libertadores.
Confía en su club, uno de los que más esmeraldeños ha recibido.

El cuadro rayado cuenta con 12 jugadores de ese sector. Mientras que Fuerza Amarilla de Machala incluye a 13.
La historia de Jefferson Intriago, mediocampista de Liga de Quito, es algo similar a la de Angulo.

En el 2010, salió de Junín, cantón de Manabí cercano al epicentro del terremoto. Impresionó por su entrega y sus condiciones para manejar el balón y se quedó en la ‘U’ hasta que el año pasado tuvo la opción de debutar en la Primera División con el entrenador argentino Luis Zubeldía.


El mediocampista, de 19 años, se considera ‘muy manaba’ y siempre recuerda a sus coterráneos. Por eso, la semana pasada estaba asustado por la tragedia. Llamó a su madre y conoció que sus familiares estaban bien.

Pero también se puso en marcha para ayudar ante el desastre. Su club ofreció ayudarlo para receptar alimentos y productos de primera necesidad para enviarlos en un camión a su sector natal.
Junín sufrió pocos daños, pero en los recintos cercanos al sector hubo derrumbes de casas.

“Las personas lo han perdido todo”, contó el manabita. Por eso, siguió con su plan de ayuda y lanzó un mensaje. “Ellos van a sobreponerse, son gente de lucha”. Esa fortaleza mental –indica- ha permitido que los manabitas lleguen a los planteles de la Primera categoría. En la Serie A, hay 23 jugadores de esa provincia en la Serie A y 43 de la Serie B.
Manabí es la cuarta provincia que más aporta con deportistas a los equipos del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)