10 de March de 2012 11:42

Las escuderías Sauber y Williams sueñan con el podio con Pérez y Maldonado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El equipo suizo Sauber, séptimo en el Mundial de Fórmula 1 en 2011, el italiano Toro Rosso, octavo, y el inglés Williams, noveno, son tres escuderías que tienen como objetivo común para este año dar un salto de calidad y subirse con asiduidad al podio de las carreras.

Sauber, en busca de la sorpresa: El nuevo Sauber C31, con motor Ferrari, demostró este invierno que puede ser la gran sorpresa en su 20ª temporada en la Fórmula 1. El japonés Kamui Kobayashi y el mexicano Sergio Pérez, los pilotos de la escudería para este Mundial, han aprovechado los entrenamientos oficiales para pasar mucho tiempo sobre la pista y 'conocer' el nuevo monoplaza.

"El podio no es lo suficientemente grande para 24 pilotos, por lo que nuestro objetivo es sumar puntos regularmente", explicó Peter Sauber, el propietario del equipo. "Durante los 20 años siempre hemos tenidos recursos limitados, pero esto nunca nos ha impedido desarrollar el coche, tenemos 300 empleados trabajando en esto en Hinwil (Suiza)", agregó Sauber.

El equipo suizo, que tiene los pies en la tierra y es conocido por su perfeccionismo, cuenta con el talento de Kobayashi para hacer algo más que conseguir puntos y más aun si los grandes premios son, como se presumen, imprevisibles debido a las nuevas normas y a los neumáticos Pirelli.

Toro Rosso, nuevos pilotos, nuevas ambiciones: El equipo de Faenza (Italia), muy modesto cuando era conocido como Minardi, encontró el camino cuando se convirtió en el filial de Red Bull en 2006 y posteriormente ganó su primer Gran Premio en Monza en 2008, gracias al ahora doble campeón del mundo, el alemán Sebastian Vettel.

Esta victoria supuso un punto de inflexión en la escudería, que no ha parado de progresar y que en 2011 terminó octava del Mundial por detrás de Sauber. Su director, Franz Tost, decidió dar un golpe de efecto este invierno y prescindió de su prometedora pareja de pilotos, formada por el suizo Sebastian Buemi y el español Jaime Alguersuari, para dar la bienvenida al francés Jean-Eric Vergne y al australiano Daniel Ricciardo.

Si el nuevo monoplaza, el STR7, mantiene el ritmo marcado en los entrenamientos y el evidente talento de sus nuevos pilotos sale a relucir, Toro Rosso puede pasar de optar a los puntos a soñar con estar con los grandes en los podios de las carreras. Williams, regreso al brillante pasado con Renault: La recuperación de la asociación entre la escudería británica Williams y los motores Renault rememora su feliz matrimonio de los brillantes años 90, con títulos mundiales y espectaculares victorias.

La vuelta a los motores Renault de la escudería de Grove (Reino Unido), fundada en los años 70 por Frank Williams y Patrick Head, ha cambiado por completo sus expectativas. Después de un Mundial 2011 desastroso, en el que sólo lograron 5 puntos y terminaron en novena posición, la filosofía de Williams es que después de tocar fondo sólo se puede ir hacia arriba.

El venezolano Pastor Maldonado se mantiene en la pareja de pilotos mientras que el veterano brasileño Rubens Barrichello ha sido sustituido por su compatriota Bruno Senna. Después de mostrarse rápidos en los ensayos oficiales queda comprobar su mejora en las carreras, como se dice en inglés, hay que 'esperar y ver'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)