11 de diciembre de 2016 00:00

Nueve equipos de la Serie A no tienen seguros de vida

Luis Fernando Saritama es uno de los jugadores que tiene un seguro de vida privado. Foto: EL COMERCIO.

Luis Fernando Saritama es uno de los jugadores que tiene un seguro de vida privado. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 1
Red. Quito y Guayaquil (D)

Luis Fernando Saritama y sus familiares están protegidos en caso de una tragedia. Un seguro de vida les beneficia con una indemnización y con montos por gastos adicionales en caso de accidente o muerte.

Al mediocampista le gusta prevenir. Por eso, a los 20 años contrató el servicio privado cuando empezaba a destacarse en Deportivo Quito. 13 años después, en los tramos finales de su carrera, lo mantiene.

Él es uno de los pocos jugadores del balompié local que paga por este servicio. Jugadores consultados por este Diario indicaron que prefieren contar con seguros médicos.

Esa realidad también se extiende a los clubes de la Serie A.

Barcelona y River tienen afiliados a sus jugadores a seguros de vida, de acuerdo con un sondeo de este Diario. El ‘Ídolo’ goza de ese beneficio gracias a un convenio con Salud S.A. Este incluye a los jugadores del primer equipo, cuerpo técnico, empleados administrativos y dirigentes.

Carlos Alfaro Moreno, vicepresidente del plantel, contó que este contrato se firmó a inicios de año. El presidente de River Ecuador, Mario Tamayo, confirmó que los jugadores de su club cuentan con un seguro de vida corporativo. Él también mantuvo los montos de cobertura en reserva.

Liga tiene este servicio con una cobertura baja, explicó el jefe del departamento médico del club, Juan Barriga.

El resto de planteles de la Serie A no otorgan a sus jugadores este beneficio.

La FIFA establece que el club es responsable de asegurar al jugador contra enfermedades y accidentes cuando este se encuentre en un proceso de transferencia. Además, indica que debe proveerle un seguro privado contra lesiones sufridas en un partido. El organismo impuso esta reglamentación luego de que el inglés Michael Owen se lesionara, cuando Inglaterra jugó con Suecia en el Mundial 2006.

El ecuatoriano Iván Romero, especialista en reglamentaciones de la FIFA y exdirectivo de la FEF y Liga, explica que la ­FIFA sugiere que los equipos afilien a sus jugadores a seguros de vida. “Pero no existe una normativa específica que obligue a hacerlo”.

El tema volvió al debate luego de que 71 personas, entre ellos 19 jugadores del club brasileño Chapecoense, fallecieron en un accidente aéreo el 28 de noviembre pasado.

En este caso, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) pagará el seguro de vida a los familiares de los deportistas fallecidos. En marzo, el organismo anunció que todos los jugadores con contratos registrados tenían la cobertura de este servicio. Más de 9 000 deportistas están registrados. Pero de acuerdo con la Ley Pelé, el pago de seguro de vida es una obligación de los clubes.

La CBF se asoció con el Banco Itaú para facilitar el servicio y ayudar a los equipos.

El monto de la cobertura para familiares del Chapecoense asciende a unos USD 5,9 millones, según el portal Segs.

En Ecuador, las aseguradoras podrían indemnizar hasta con USD 1 millón a los familiares de un deportista fallecido. Esto depende de la cobertura y del pago de la póliza de seguro.

Sin embargo, el servicio no tiene mucha acogida. “Entre los equipos no hay una práctica para contratar seguros. Hay una práctica más bien individual”, expresa Javier Paz y Miño, de AON, un broker (empresa intermediaria que se encarga de la operación comercial) para adquirir esta prestación.

Para Romero, la Ecuafútbol debería impulsar que los clubes contraten los seguros de vida. Dice que el equipo y el jugador podrían pagar a medias este servicio. Considera que es un servicio importante en la práctica deportiva.

Saritama agrega que el jugador no contrata el servicio por falta de concienciación, pero también por lo económico. “Se privilegian otros aspectos por la economía de los jugadores”.

En el caso del Deportivo Cuenca, la mayoría de jugadores hace uso de los servicios del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Para ello, la dirigencia del club estuvo obligada a pagar oportunamente los aportes para que los futbolistas sean atendidos.

Chubb Seguros es la principal empresa auspiciante de la camiseta del ‘Expreso Austral’. Sin embargo, el convenio es económico, cuyo objetivo es promocionar la marca en Ecuador. No hay ninguna relación con el tema de seguro médico con el plantel de jugadores o cuerpo técnico.

Para cualquier atención médica de emergencia, especialmente por lesiones graves, el club mantiene convenios con clínicas locales. Hay futbolistas con trayectoria que tienen sus seguros médicos privados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)