Tiempo de lectura: 12' 12'' No. de palabras: 1949

En Bolivia, los jugadores considerados titulares, que militan en el llano terminaron agotados. ¿Cómo hará para que rindan en Quito ante Uruguay?
Los que militan en el exterior llegan máximo con 72 horas de anticipación. Jugaremos el 11 (de octubre) y ellos con suerte estarán el 6 o 7. Tenemos que hacer una base con quienes están en el torneo local. Juntarnos desde el 3. Va a ser difícil, pero más difícil será para los de Uruguay. Si marca una diferencia será en la trayectoria internacional de sus jugadores. Además, es prácticamente el mismo equipo desde el Mundial 2010 y que ganó la Copa América. Va a ser difícil, pero también les costará rendir en la altitud.

La realidad es que se enfrentarán una selección que no gana desde marzo (Ecuador) contra una que ganó sus últimos tres partidos seguidos, con lo que pegó un gran salto en la tabla…
La trayectoria de Uruguay tiene un peso. Terminando cuarto en el último Mundial y el título de la Copa América… es un equipo muy compacto. Seguro vendrá a ensuciarnos el partido. Tratará de desequilibrarnos mentalmente. Ese partido podría resolverse en los últimos 15 minutos.

¿Pensó en que en los últimos partidos de eliminatorias estaría todo en juego? Sí, siempre lo dije. Revisen todas las grabaciones. Lo repetí desde hace un año. Hasta las potencias como Brasil, Argentina, Italia… se han clasificado en la última jornada. Uruguay llegó con dos repechajes, Argentina con uno. Hay que tomar en cuenta que nuestra selección es muy joven y le cuesta. Es la primera vez que toma una responsabilidad tan grande. Los goleros nunca antes habían sido titulares en eliminatorias, tampoco estuvieron en selecciones menores. Los defensas (Gabriel) Achilier, (Frickson) Erazo, (Juan Carlos) Paredes… nunca estuvieron en un Mundial ni fueron titulares en eliminatorias. Christian Noboa fue alternante en el premundial anterior. Igual pasa en la delantera. Ahí los únicos experimentados son Walter Ayoví, Jorge Guagua y (Antonio) Valencia. Los demás son jóvenes que necesitan respaldo.

¿Usted cree que se está sobredramatizando la situación?
Sí, porque tenemos los mismos 22 puntos que el campeón de América. Estamos por encima de Paraguay, Venezuela, Perú, etc. Estos muchachos han hecho un gran trabajo. Y así como tuvimos un año dulce siendo hasta segundos, ahora se nos vino la mala. La Selección es el producto de lo que muestran los jugadores en sus equipos.

La base de esta Selección es nueva en una eliminatoria, pero tampoco es joven. Hay jugadores que tienen 25, 26, 27 años, ya son maduros. ¿Por qué no incluir a jugadores que sí han cumplido etapas con selecciones menores, aunque no logren titularidad así como cita a Óscar Bagüí, Pedro Larrea…? Así ellos ganarán esa experiencia para la próxima eliminatoria… Acá ha estado Marlon (de Jesús), Renato (Ibarra), Marcos (Caicedo)… Pero si a los mayores les ha costado lidiar con esa presión, imagínense a los menores. Hay que incluirlos progresivamente. Igual hemos proyectado a 15 jugadores que nunca habían jugado en la Selección, con otros que estuvieron en la Sub 20. Erazo y Jaime Ayoví son ejemplos, que aparecieron en el camino y antes no fueron seleccionados.

Pero lo ideal es incluir a jóvenes que aprenderán de eliminatorias para cuando se dé el cambio generacional, aunque no jueguen. Hay talentos como Júnior Sornoza, Mario Pineida, Leonel Ramírez, Johny Uchuari, Fidel Martínez…
Lo hemos venido haciendo. Ahí está Gabriel Corozo, Marlon (de Jesús), Marquitos Caicedo, Renato Ibarra. Poner en una eliminatoria cuatro o cinco jóvenes no es fácil, pero hay que irlos llevando. Hemos tenido mala fortuna porque perdimos a jugadores valiosos. Adelante en su momento perdimos a Jaime, a Felipe a Christian Benítez que se nos fue. Atrás apostamos por Eduardo Morante y se nos perdió, igual Jayro Campos lesionado…

Edgardo Bauza (DT de Liga de Quito) utilizó una frase llamativa por el momento de su club: "Hay que arriesgar". ¿Usted no ha pensado en arriesgar con otros futbolistas que no son los habituales titulares en la Selección, pero que sí han mostrado buen nivel en sus clubes y juegan en la altitud, como Martínez, Álex Colón…?

Es posible, pero solo tenemos tres días para armar el equipo contra un Uruguay que juega juntos desde hace siete años. Colocar 15 jugadores nuevos en una eliminatoria, pusimos a Énner Valencia… ¿qué más arriesgamos? ¿Pero por qué no buscar una sorpresa con Martínez si está haciendo goles y es figura?
Lo veo jugar y no lo veo en la Selección. Es cierto que fue campeón Panamericano. Lo conozco desde Deportivo Quito. A lo mejor es un error que estoy cometiendo. Él no es un punta, es un volante por fuera. Ahí tenemos a Joao Rojas y a Jefferson Montero, que lo hacen bien también.

Usted mencionó que el nivel de la Selección depende del nivel de los jugadores en sus clubes…
Lo veo, es titular en un partido (con el Tijuana) y no marca. Luego su club afronta la Concachampions y no lo llevan. Doy la nómina y de pronto aparece y mete un gol, a semana seguida mete dos. Pero, es un hecho posterior.

¿Teme acceder al clamor de convocar a Fidel Martínez, a otros jugadores buscando esa sorpresa y que ellos fallen, lo que generaría que usted quede como culpable? ¿Se siente en esa disyuntiva? Álex Colón. ¿Qué pasó con él luego de la primera convocatoria? Pero también influyó la situación de su club (Dep. Quito, líos económicos y paralizaciones)...

Por eso, ¿nosotros le hicimos un bien o un mal? Y se lo dije al que entonces era el presidente del club, Iván Vasco. Cuando estuvo en su mejor momento, él me insistió en la Casa de la Selección. Yo le dije que lo deje tranquilo, que no lo dañe, que no lo pierda para su equipo. Le hago la evaluación luego de la experiencia que tuvo con nosotros… y claro, pudo influir la situación del Quito. Pero se hizo expulsar en Cuenca y perdió dos fechas. No volvió a ser el mismo Colón para la última convocatoria.

¿Qué pasa con Narciso Mina? Se lo convoca por esa necesidad de delanteros, pero no juega.

Fue el último goleador ecuatoriano en el torneo local. Pero en la Selección no sé qué le pasa. Es un muchacho que se entrena bien, íntegro, positivo. Es un caso raro. Ahora en el América (México) no le va bien. Esa ansiedad de marcar no le permite meter goles, ni en las prácticas. Recuerden que no trascendió contra Bolivia en Quito, le costó… ¿Lo que convoca es lo que hay?
¿A quién más puedo convocar con nivel de Selección? (levanta sus hombros). No hay. Ojalá nos alcance. Yo una vez le dije a Patricio Urrutia en una conversación, que yo pensé que iba a disfrutar a Iván Hurtado, a Néicer Reasco, a Agustín Delgado, pero no alcancé. Esos ciclos vitales de la vida que se cumplen, no me correspondieron.

El repechaje sería nuevo para Ecuador. ¿Ese probable momento sugiere otra preparación?
No, hay que pensar en Uruguay y en Chile primero. Pasando eso, estamos clasificados.

¿Usted sí se ve clasificado pasando esos dos partidos?
Vamos a jugarlos. En el 2002 Brasil clasificó cuarto y fue campeón del mundo. En el 2006, Uruguay se clasificó en el repechaje. En el 2010 repitió contra Costa Rica y terminó cuarto en Sudáfrica... Yo veo que la afición ecuatoriana y los periodistas no contemplan el repechaje, es un descrédito, es una vergüenza ir a la repesca.

Es preferible clasificarse por el repechaje a quedar eliminado…
(Sonríe y levanta sus manos con las palmas arriba) Es un colchón que tenemos medio asegurado y no valoramos.

Pero se debe a lo que demostró Ecuador en la fase de ida, sacando diferencias con buen fútbol…
Todos nos la creímos. Hasta uno viejo que lloró y sufrió se la creyó. Luego de Alemania, dije viene Portugal, España… y qué es esto. Todos pensamos que estaban ante el 'Dream Team', el superequipo. Tuve que trabajar e insistir con los jugadores en no creernos eso.

Este tiempo de mala cosecha sirvió para golpear el ánimo de los jugadores…
Claro que sí. Hace poco me llamó Antonio Valencia para decirme: "Profe, estamos con usted, tranquilo que lo daremos todo". El ímpetu de querer ganar, de resolver rápido nos ha llevado a las imprecisiones que nos han costado. Veníamos como el mejor equipo local, viene Argentina y nos golpea. Luego vienen los arrepentimientos, las meditaciones, las opciones que se fallaron, los errores que se cometieron. Recurrimos a la trillada frase de que así es el fútbol. Todos reaccionaron en su momento: Chile, Colombia y Uruguay parecían perdidos en ciertos instantes y reflotaron. Ahora nos toca a nosotros.

Siendo autocrítico, ¿qué errores admite que cometió para estar en esta situación incómoda?
Luego de cada partido hago mi reflexión, me confronto conmigo mismo. Al final, me doy cuenta que hice lo que debía. Además, ustedes en EL COMERCIO ya publicaron todos mis errores y pecados. Suficiente con esos. Hace poco un amigo periodista alemán me mandó a confesar, que había leído la nota de ustedes (Los pecados de Rueda publicado el pasado jueves) y me dijo que he sido un pecador, que vaya a confesarme (suelta otra carcajada).

Estamos a un mes del partido contra Uruguay. ¿Cuándo estructurará el equipo?
Es la misma nómina. Si hay uno dos cambios es mucho. En dónde están los demás. No sé hasta qué punto un jugador marque diferencia en estas tres semanas para romper el molde. No sé qué sorpresa puede haber.

¿Realmente considera que si Ecuador no vence a Uruguay, no hay sentido que vaya al Mundial?
Si no tenemos equipo que se imponga… Si el equipo es tan desastroso e irregular como lo quieren evaluar, yo digo para qué ir al Mundial, a hacer un papel desastroso.

¿Teme que Ecuador derrote a Uruguay, pierda en Chile, pero que los charrúas goleen a Argentina en la última fecha?
Históricamente se ha dado. Estamos dispuestos a todo. Una vez un jugador argentino le dijo a un colombiano: "Si tenemos que dejarnos hacer tantos goles, nos vamos a dejar hacer y ustedes no van al Mundial". La rivalidad que había con Colombia por el 5-0.

Con todo, ¿ya está investigando algo de Jordania?
Los enfrenté en un Sub 20 en el Mundial de Canadá 2007. Esa debe ser la base del equipo ahora. Uruguay ya está acostumbrado al repechaje y tiene a la mayoría de sus jugadores en Europa, le tocaría un recorrido más corto. Dios nos permita ganarle acá.

Hoja de vida de Reinaldo Rueda

Datos personales. Nació en Cali, Colombia, el 16 de abril de 1957. Pero, es nacionalizado hondureño.

Trayectoria. Ha dirigido a las selecciones menores de Colombia y a la mayor. Fue mundialista con Honduras y hoy lidera a la Tricolor.

Hay que pensar en Uruguay y en Chile primero. Pasando eso, estamos clasificados. Vamos a jugarlos. Aquí ven el repechaje como un descrédito.

Es la misma nómina (que citó para Colombia y Bolivia). Si hay uno dos cambios es mucho. No sé qué sorpresa pueda aparecer en tres semanas.

Califique
2
( votos)