25 de February de 2015 20:37

Emelec analiza variantes para medir a Liga de Quito 

Jugadores de Emelec realizan un calentamiento previo al partido ante  Mushuc Runa. Foto: EL COMERCIO

Jugadores de Emelec realizan un calentamiento previo al partido ante Mushuc Runa. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 4
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 9
Ronald Ladines

La nostalgia invade estos días a Gustavo Quinteros. Así lo admitió el técnico de Emelec. El estratega argentino dirigirá sus cuatro últimos partidos con Emelec -3 de Campeonato y uno por Copa Libertadores- en los próximos 17 días; luego de eso, asumirá la dirección de la Selección ecuatoriana.

Su último partido será ante El Nacional, el próximo 15 de marzo. “Me da angustia pensar que me queda poco tiempo acá”, mencionó el argentino, que asumirá la Tri el 15 de marzo.

Quinteros cumplió uno de sus sueños cuando fue designado entrenador de la Selección nacional, sin embargo, dejar a Emelec le genera mucha tristeza. Según sus palabras, estará en permanente contacto con el nuevo estratega de los azules, Omar de Felippe, para ayudarlo en lo que pueda.

Él se ha encariñado con la institución azul; tiene un llavero con el escudo del club y conversa mucho con sus pupilos al final de las prácticas. “Trato de aprovechar al máximo el tiempo que me queda con ellos”, dijo.

El propósito del entrenador es ganar la mayor cantidad de puntos antes de su despedida. Luego de la victoria 3-0 ante The Strongest, por la Copa Libertadores, los azules se concentraron en el complejo de Los Samanes; al mediodía de ayer volvieron a entrenarse.

Quinteros presiona a su equipo para que no se relaje con los resultados obtenidos. El club guayaquileño se mantiene invicto en el torneo local y en la Libertadores. “Cuando me vaya quiero dejar a Emelec en los más alto”, mencionó el estratega.

Los eléctricos dejaron de festejar la victoria copera y ahora tienen a Liga de Quito en la mira. El sábado se mediarán a los albos en el estadio Casa Blanca, a partir de las 12:00. El cuerpo técnico porteño presentará algunos cambios para darle descanso a la plantilla.

Una suspensión impuesta por la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) impedirá que Quinteros dirija ese partido desde la banca. Tiene una fecha de castigo debido al ingreso tardío a la cancha, durante el partido ante la Universidad Católica.

A Quinteros no le preocupa tener que alternar sus alineaciones ya que los 30 jugadores que se entrenan gozan de su confianza. Mauro Fernández, Jorge Guagua, Fernando Gaibor y Robert Burbano son los que más utiliza cuando quiere variar a su plantilla.

“Solo jugarán los que están al 100%, no queremos arriesgar que los futbolistas se lesionen”, mencionó Quinteros. Para bajar las cargas físicas, ayer el estratega dispuso trabajos de recuperación muscular con trotes y sesiones de zona húmeda (transiciones de duchas frías a baños calientes).

En la agenda consta que disminuirán los trabajos con pesas y circuitos de potencia durante las próximas dos semanas. Los ejercicios de resistencia que cumplieron durante la pretemporada en Buenos Aires sirven como base para el trajín de los partidos en seguidilla.

Los futbolistas que no actuaron en Manta, por la Copa, cumplieron con una práctica vespertina en el estadio George Capwell. Allí realizaron fútbol ante el equipo de reservas. Ese entrenamiento ayudará a Quinteros para definir el equipo titular que medirá a los albos este sábado en el estadio Casa Blanca, en Quito.

Luego del partido ante los azucenas, los eléctricos viajarán a Brasil, donde enfrentarán a Internacional de Porto Alegre. Ese será el tercer partido de los azules en la Copa Libertadores y se disputará el martes 4 de marzo, a las 20:00, en el estadio Beira Río.

Cuatro días después se medirá ante Barcelona en el primer clásico del Astillero del año. Ese partido se cumplirá en el estadio Alberto Spencer, a partir de las 17:30, según el programa presentado por el técnico Quinteros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)