26 de November de 2012 00:03

Emelec ganó y aún se aferra a sus posibilidades

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El capitán de Barcelona, Matías Oyola, ayer, antes del partido frente a Macará, aclaró: “No dependemos de Emelec para ser campeones, dependemos de nosotros mismos”.

Lo que el capitán torero no consideró fue que ellos todavía dependían del ‘Bombillo’ para festejar en Ambato su triunfo y coronarse campeones con una fecha de adelanto. Por culpa de los azules, la fiesta quedó postergada para los amarillos hasta el próximo partido con Olmedo.

Así, con esa consigna de ganar y no permitir que su rival de patio festejara antes de hora, Emelec pisó la cancha del estadio Capwell. Los eléctricos tuvieron en frente a un duro rival: Técnico Universitario, que en este partido se aferraba a conseguir un buen resultado para alejarse del descenso y no lo logró.

El ‘Bombillo’ lució impreciso, sin ideas y como ha sido todo el año, con un delantero como Marlon De Jesús creando mucho peligro en el ataque, pero sin efectividad a la hora de definir.

Pablo Palacios apareció como su compañero de fórmula en la delantera, pero al atacante le pesó la falta de ritmo futbolístico, ya que lució perdido y cansado.

El ‘Rodillo Rojo’ se defendió ordenado y el local no pudo encontrar los espacios para abrir el marcador en la primera etapa.

Pero en la etapa complementaria el equipo del técnico argentino - boliviano, Gustavo Quinteros, aprovechó la ventaja de jugar con un hombre más, tras la expulsión de Daniel Cevallos antes que terminara el primer tiempo.

Pero ni con esta ventaja los azules pudieron eludir su tensión, ya que en Ambato ganaba Barcelona con gol de José Amaya. Estaban nerviosos.

Al minuto 66, Marlon De Jesús, por fin pudo anotar luego de una jugada de Pablo Palacios, quien apareció por la derecha del área, elevó el centro y ni Pablo Obando y menos Cristian Febre pudieron evitar que cayera su arco.

Con este gol, los azules pudieron controlar la ansiedad del juego y sobre todo pudieron dar algo de tranquilidad a los cerca de 10 000 hinchas que llegaron a la ‘Caldera’ que mientras veían el partido escuchaban por las radio el partido de Ambato.

Los del ‘Ballet’’ se soltaron, ganaron confianza y pudieron crear jugadas de peligro en la mitad de la cancha, con Pedro Quiñónez y Fernando Giménez, los cuales estuvieron cerca de convertir la segunda anotación. A los 71, el ‘Vikingo’ Giménez, quien entró al cambio en lugar de Efrén Mera, apareció con la izquierda y remató con fuerza pero el balón rebotó en el poste.

Los locales le apostaron al pelotazo y lograron arrimarse con riesgo. En una jugada de Carlos Quiñónez para Pablo Palacios, quien recibió el balón por derecha del área, sacó el centro bajo frente al arco y otra vez De Jesús se perdió otro tanto, casi cantado.

Emelec necesitaba otro gol que le diera confianza, porque en el Bellavista, a esa hora ya se cantaba otro gol amarillo y la preocupación aumentó en los graderíos del estadio Capwell.

Énner Valencia escuchó la súplica de su hinchada, aprovechó un centro por izquierda de Pedro Quiñónez y de cabeza concretó el segundo gol, en el minuto 88, el cual fue gritado a todo pulmón por la afición azul y por toda la banca del equipo.

Un minuto más tarde apareció Juan Arraya para descontar para la visita. Los eléctricos defendieron como pudieron los cuatro minutos adicionales que dio el árbitro Miguel Hidalgo y hasta terminaron pidiendo tiempo. Al final los hinchas azules gritaron: “Barcelona, esto es hasta el final; Emelec no te dejó festejar”.

Emelec disputará este miércoles 28 de noviembre (19:00), su partido diferido por la fecha 10 frente al Deportivo Quito, en el Atahualpa. Luego el 2 de diciembre visitará a Deportivo Cuenca (12:00). Mientras que los dirigidos por el técnico José Basualdo se quedaron con 31 puntos (-5). El próximo domingo recibirán a El Nacional para definir su permanencia en la Serie A.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)