2 de agosto de 2016 00:00

Elizabeth Bravo priorizó el ciclismo y la natación para Río 2016 

La triatleta ecuatoriana Elizabeth Bravo en uno de sus entrenamientos.

La triatleta ecuatoriana Elizabeth Bravo en uno de sus entrenamientos. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Manuel Quizhpe

Su boca la cubre con una bufanda y usa ropa abrigada. Así llega a los entrenamientos Elizabeth Bravo. La triatleta se cuida de los fríos intensos que se registran en Cuenca.

Con la idea de equilibrar su rendimiento en las tres disciplinas, Bravo cambió su preparación en los últimos dos meses. Puso énfasis en las pruebas de ciclismo y natación, y relegó un poco el atletismo, que es su fuerte.

La seleccionada de 29 años cubre un promedio semanal de 450 kilómetros en bicicleta, 50 km de carrera y 30 km de natación. Esa planificación la cumple en 21 sesiones, con la dirección técnica de su esposo, Francisco Tirado.

Las prácticas de ciclismo las hace en los cantones azuayos de Tarqui, Victoria del Portete, Turi, Déleg, El Valle, Gualaceo, Paute y Chordeleg. Son distancias largas, con ascensos y descensos.

El trabajo de natación lo cumple en las piscinas Olímpica y del Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento. El atletismo, en cambio, lo realiza por las orillas de los ríos, en las pistas de los estadios Jefferson Pérez y Alejandro Serrano Aguilar, y en el parque de El Paraíso.

Gran parte de su planificación varió tras alcanzar la clasificación a sus segundos Juegos Olímpicos en Burabay, Kazajistán. Allí, el pasado 14 de mayo, terminó segunda en la Copa Continental.
Bravo insiste que su meta es mejorar la actuación de Londres. Hace cuatro años, en su estreno olímpico, terminó 49. “Las 54 rivales llegarán a Río de Janeiro con el propósito de subirse al podio y por eso no desmerezco a nadie”.

Para el 15 de agosto está previsto su viaje a Brasil. Un día después, la mejor triatleta de Ecuador y su técnico ingresarán a la villa olímpica. La competencia será el 20 de agosto, en el Fuerte de Copacabana.

Tirado evita pronosticar una ubicación de su esposa en Río. “Decir que va a estar entre las 10 o 40 mejores es impredecible. Ella dará su máximo esfuerzo”. Él recordó que, en los Juegos Panamericanos del 2015 en Canadá, la triatleta terminó cuarta. “Estuvo cerca de la medalla”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)