3 de September de 2013 00:02

La Tricolor, entre los mimos y la exigencia antes de ir a Colombia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Orlando Caicedo es el psicólogo de la Selección. El colombiano Conoce desde hace varios años a Reinaldo Rueda y el DT caleño lo invitó hace más de un año a formar parte del cuerpo técnico. Tiene de lejos un parecido con el asistente Alexis Mendoza, el mismo pelo cano, la sonrisa amplia, pero Caicedo no goza de la figura atlética del exjugador de la Selección colombiana: es mucho más ancho y se desplaza con mayor lentitud por la cancha.

Ayer Caicedo estuvo en la cancha denominada desde hace un mes Christian 'Chucho' Benítez. Estaba sentado junto a Pedro Zape, otro de los amigos y hermanos de Rueda en el equipo, quien es el encargado de la preparación de los goleros y del jefe de seguridad de la Ecuafútbol, José Vinueza.

No es muy común que un psicólogo esté tan cerca de una cancha de entrenamiento. Su presencia es simbólica: Ecuador es un equipo que necesita fortalecerse, creer en sí mismo y requiere la ayuda profesional de Caicedo, quien es el encargado de realizar una acción que el técnico de la Tricolor ha denominado: "el lavado psicológico".Esto consiste en trabajar con los jugadores y curar el dolor por la partida de Benítez, quien falleció hace un mes y cuatro días en Qatar.

Joao Rojas, el inquieto y por momentos díscolo delantero de la Tri, reconoce la ausencia de Benítez, uno de los líderes del plantel. "Siempre nos va a hacer falta. Por eso queremos llegar hasta el final de la eliminatoria peleando para dedicarle esta clasificación", dice el delantero del Cruz Azul, quien en cada presentación pública hace evidente su poco apego a las cámaras: habla remordido, juguetea con el micrófono y mira con desgano a los interlocutores.

Pero además de la ausencia de 'Chucho', el cuerpo técnico intenta potenciar a los jugadores ante un escenario adverso. El técnico Rueda ha declarado que percibe "mucho negativismo del entorno deportivo respecto al partido con Colombia". De acuerdo con el entrenador, para la afición y la prensa casi es un hecho que se perderá ante los 'cafeteros'. "Pero el partido hay que salir a jugarlo. No podemos darnos por vencidos"- Por ello, las charlas en las concentraciones son continuas. Ayer a las 11:00, los jugadores fueron convocados a la denominada sala inteligente, en la parte superior del edificio de concentración.

Allí, el cuerpo técnico hizo hincapié en la necesidad de fortalecerse ante la adversidad y no derrumbarse. Segundo Castillo dice que el grupo levantará su nivel: "Ya quisieran muchos equipos de Sudamérica estar en donde estamos nosotros. Vamos a pelear hasta el final y contra Colombia tenemos un gran desafío".

Poco tiempo con el equipo

Ayer en la noche (22:30) estaba previsto la llegada de Luis Antonio Valencia, quien era el último jugador que debía incorporarse. En el trayecto del día arribaron otros talentos como Narciso Mina, Renato Ibarra, Christian Noboa y el principal Felipe Caicedo.

El tiempo para trabajar es corto y el técnico Reinaldo Rueda quiere aprovecharlo al máximo. Inicialmente, estaba previsto que la tradicional foto de la Selección se tomase hoy, pero los planes se cambiaron, pues el entrenador quiere tener más tiempo para trabajar con sus jugadores y plasmar su idea táctica.

Por estas horas, las principales preocupaciones tienen que ver con el momento físico en el cual llegan los jugadores. Ayer, por ejemplo, la mayoría de los concentrados pasó la revisión bioquímica realizada por el galeno Patricio Maldonado. Desde el mediodía hasta el inicio de la tarde, seis jugadores, como el delantero Joffre Guerrón, realizaron un acondicionamiento físico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)