11 de June de 2013 00:02

Dos 'grandes' del baloncesto buscan un segundo triunfo hoy

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuando LeBron James jugaba en Cleveland Cavaliers, la estrategia defensiva de los rivales era clara. Pero en Miami, rodeado de otros buenos jugadores, todo se complica: la gran estrella de la NBA enterró su ego y aprendió a jugar para sus compañeros.

"Está siendo agresivo, creando oportunidades, pero no de la forma en la que la gente está acostumbrada", explicó el técnico de Miami, Erik Spoelstra, la actuación de James, que en el empate de la serie final tuvo un mal día que muchos desearían: 17 puntos, ocho rebotes y siete asistencias.

James solo anotó siete de sus 17 lanzamientos, falló canastas que no suele errar y estuvo bien defendido por Kawhi Leonard y Danny Green. Era un partido trascendental tras el triunfo de San Antonio Spurs en el primer duelo de la final de la NBA, pero aceptó que no era su día y permitió que brillaran otros: cinco jugadores en dobles dígitos y dos con nueve puntos.

"Todo el equipo de Miami nos mató", constató el argentino de los Spurs Manu Ginóbili.

Miami Heat presume de ser mucho más que el 'Big Three'. Es un conjunto completo en el que el domingo se destacaron Mario Chalmers, Mike Miller, Ray Allen o Chris Andersen desde su papel de secundarios.

"Por eso son un gran equipo, por eso son los campeones", afirmó Tony Parker, brillante en el primer duelo pero eclipsado en el segundo por la defensa del Heat.

El francés fue el Jugador Más Valioso de la final del 2007 en la que los Spurs ganaron a Cleveland por un contundente 4-0.

En el primer partido frente al Miami Heat también fue figura. A sus 31 años, Tony Parker ya no es el chiquillo asombrado que llegó a San Antonio de la mano del técnico Greg Popovich, pero en la cancha sigue comportándose como el adolescente de vida loca que marea a rivales con su 'dribling' y por supuesto tejiendo canastas improbables.

'TP' le bautizó la prensa estadounidense tan amante de las abreviaturas, 'Ohlalá Parker' le llaman los comentaristas españoles, pero más sensato sería nombrarlo como el 'Brujo de Bruja'.

Con el balón en las manos, Parker hechiza a compañeros y rivales, sacándose de la manga jugadas de fantasía al anotar canastas inverosímiles, o dando el pase preciso a un compañero.

La noche del jueves dio otra demostración de sus habilidades al cargar al equipo en el último cuarto para anotar 10 de sus 21 puntos del partido y guiar a los Spurs a una victoria de 92-88 en el primer encuentro de la serie por la final de la NBA.

En los últimos minutos del final, Parker consiguió una canasta mágica sobre la marca del mismo LeBron James, que derrumbó las esperanzas del Heat de conseguir un empate 'in extremis' para ir al alargue.

Hoy, ambas figuras vuelven a encontrarse en el AT&T Center, en San Antonio. Nacido en Brujas (Bélgica), de padres franceses, el 17 de mayo de 1982, Parker es uno de los bases más infravalorados de la NBA, pese a toda una carrera de éxitos a sus espaldas, respaldada con tres campeonatos, un trofeo de Jugador Más Valioso de una final (2007) y cuatro selecciones al Juego de Estrellas.

Por ello, Parker se ha convertido por derecho propio en el capitán de los Spurs, cargo que asumió con el apoyo de Popovich y el beneplácito de Duncan y Manu Ginóbili.

M. hEAT
Su vida.  El 30 de diciembre cumplirá 29 años. Nació en Estados Unidos. Mide 2,03 metros.

Su función.  Juega como alero, pero también de base.

Spurs
Su vida.  Nació el 17 de mayo. Tiene 31 años. Nació en Brujas, Bélgica. Mide 1,88 metros.

Su función.  Se desempeña como base. Ganó cuatro All Star.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)