15 de October de 2013 00:02

Ecuador mantendrá la base del plantel para llegar a Brasil 2014

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Tricolor quedó aislada ayer durante todo el día. Ya no hubo cómo conversar con los jugadores ni nadie del cuerpo técnico. El estratega pidió concentración total para el cotejo de hoy ante Chile.

El único que dialogó con los periodistas fue Víctor Mestanza, jefe de Prensa de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). Él pasó durante la mañana en el 'lobby' del Hotel Intercontinental, explicando que los pupilos de Reinaldo Rueda saldrían solo para el estadio Nacional a hacer el reconocimiento de la cancha.

Con eso cerró también las puertas a otros hinchas ecuatorianos que llegaron al lugar para captar algún recuerdo en imágenes o un autógrafo de los jugadores. Sin embargo, se quedaron con las ganas, ya que el único que salió unos minutos fue el golero Máximo Banguera. Pero, estuvo acompañado del secretario de la Ecuafútbol, Francisco Acosta.

"Creo que salieron a comprar algo nomás", explicó Mestanza.

También hubo poca presencia de periodistas, la que sí se dio entre el domingo y ayer. La mayoría estuvo en la sede de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP) gestionando las acreditaciones. Algunos comunicadores arribaron a la capital araucana recién ayer y estuvieron apurados por conseguir el pase al escenario sede del cotejo.

El clima también lució diferente en Santiago. El sol fue abrasador durante el día. La temperatura alcanzó los 29 grados. Por ello, los vehículos circularon con todos los vidrios abiertos.

Ese calor que soportó la ciudad fue más notorio en el estadio, en donde se realizaron los últimos trabajos para el cotejo de hoy (18:30 hora ecuatoriana). El acceso al lugar fue restringido. Sin embargo, por las grietas de las puertas se pudo observar la cancha y algo del entrenamiento que ordenó el DT Rueda.

El ambiente se mantuvo caliente, a pesar de que a las 19:26 de Santiago, el sol continuó brillando en el horizonte, pero con menor intensidad. Los pupilos del DT caleño se pusieron un calentador azul con blanco y así se entrenaron durante 90 minutos.

Afuera, en la puerta por donde ingresaron los seleccionados, esperaron pacientemente varios ecuatorianos, quienes intentaron sacar fotografías.

Por lo que se pudo observar, Rueda conservará a gran parte del equipo titular que venció a Uruguay en Quito, el pasado viernes. Las dudas se centran en si pondrá nuevamente a Énner Valencia en la ofensiva junto a Felipe Caicedo, o si jugará Édison Méndez en las labores de marca junto a Segundo Castillo y Christian Noboa.

La única ausencia confirmada es la del atacante Joao Rojas, quien tendrá 10 días de recuperación de una contractura muscular en la pierna derecha. El otro jugador que quedará fuera de la nómina de los 22 será el golero Adrián Bone.

Tras el entrenamiento, nocturno aún con el sol presente, los seleccionados abandonaron el recinto. Chile otorgó todas las facilidades para que los ecuatorianos se entrenaran sin restricciones ni límite de tiempo. Lo hicieron también con pupos.

Durante la mañana, la cancha del estadio Nacional fue regada con agua y el césped lució cortado al ras, para el fútbol de velocidad y dinámico que practica el conjunto araucano.

Para hoy, bajo condiciones climáticas parecidas a las de ayer, se prevé un estadio lleno con más de 50 000 espectadores. De ellos, unos 1 200 serán ecuatorianos, confirmó Miguel Cajas, encargado del evento deportivo.

El retorno

Según  la planificación de la Selección, el viaje de regreso a Ecuador será luego de culminado el partido.

Sin embargo,  uno de los integrantes de la Tri confirmó a este Diario que desearían celebrar la clasificación en el mismo camerino si esta se confirma. Esto retrasaría la salida.

Los jugadores  no han recibido permiso ni de salir a algún centro comercial cercano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)