27 de January de 2014 17:04

En EE.UU. advierten que el Super Bowl es un imán para el tráfico sexual

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP

Redes de prostitución infantil y de personas vulnerables se aprovechan de grandes acontecimientos deportivos como el Super Bowl, la gran final del campeonato de football americano que tendrá lugar el próximo domingo, advirtieron el lunes asociaciones y legisladores de Estados Unidos.

"Sabemos por experiencia que todos los eventos deportivos, especialmente el Super Bowl, son imanes para el tráfico sexual", señaló el republicano Christopher Smith en una audiencia en la Cámara de Representantes.

Citando cifras del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC), el legislador recordó que más de 10 000 mujeres y niñas explotadas fueron trasladadas a Miami durante el Super Bowl de 2010.

 "En menos de una semana, Nueva Jersey será sede del Super Bowl, y además de los entusiastas hinchas, el estado también se está preparando para la probable llegada de traficantes estadounidenses e internacionales", dijo.

El Super Bowl es uno de los mayores eventos deportivos del año en Estados Unidos. La final tiene lugar este año fuera de Nueva York, en el gran Estadio Metlife, que tiene una capacidad de 82 500 asientos, según su sitio web.

El gobierno estadounidense y las asociaciones que luchan contra la prostitución intentan utilizar el evento para sensibilizar a la población pero también a los actores del sector turístico: compañías aéreas, empresas de autobuses y cadenas hoteleras.

Un nuevo programa del gobierno federal, Blue Lightening, comenzó a capacitar a los empleados de varias aerolíneas, incluyendo Delta Airlines.

"Todas las víctimas de la trata necesariamente deben ser transportadas", dijo Christopher Smith. "El personal vinculado al transporte está en mejores condiciones de identificar un tráfico potencial y llamar a un número especial o informar al conductor para alertar a las autoridades".

Esta toma de conciencia ha llevado al desmantelamiento de una célula de tráfico de 82 niños desde la República Dominicana a Estados Unidos. Una azafata, Nancy Rivard, que alertó a las autoridades, se convirtió en presidente de la asociación Airlines Ambassadors.

El personal de los hoteles situados cerca del Super Bowl de este año fue entrenado para identificar potenciales víctimas de la prostitución.

"Las habitaciones del hotel son los lugares favoritos para la venta de niños porque los explotadores creen que son anónimos, siente que no es arriesgado", dijo en una declaración escrita Carol Smolenski, directora de la ONG especializada ECPAT-USA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)